Viré a la izquierda en Albuquerque

El domingo, viajé desde El Paso hasta Albuquerque, Nuevo México. Ayer pasamos el día en Santa Fe. Es bonito y todo, pero todo es demasiado turístico. También noto que los Estados Unidos se convierte en un centro comercial gigantesco. Esto no es nada nuevo; lo había leído en algún lugar. Pero, no creo que me había dado cuenta hasta hacer este viaje. Puedes contar conque te encontrarás con un Walgreen’s cada 10 millas. Y no exagero.
Pronto subiré fotos. Hoy exploraré Albuquerque (una ciudad en necesidad de un apodo… molesta escribirlo tanto). Y sus Walgreen’s, por supuesto.

Technorati Tags: , ,

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Algo mal con la política de Facebook

Los que usan Facebook saben que cada vez que usas una “aplicación”, puedes enviar un mensaje a 20 personas para que instalen dicha “aplicación”. Esto está permitido por Facebook sin problemas. Sin embargo, parece que enviar un mensaje a cinco personas, puede es considerado Spam por los administradores de la página. Les dejo el enlace para que lean lo que sucedió y lleguen a sus propias conclusiones. Me enteré a través de la página de Warren Ellis.

Technorati Tags:

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Pregunta

¿Cuántos de ustedes juegan video juegos y cuáles? Si no juegan, ¿cuáles han jugado?

Technorati Tags:

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Aaaaaaarrrrgggg

Me levanté el sábado con el antebrazo hinchado. No sé por qué. Me produjo bastante estrés, así que decidí ir a una sala de emergencia cercana. Luego de esperar dos horas, la doctora de turno me informó que podía ser una celulitis o producto de alguna picada. Me recetó antibióticos para prevenir una infección. También me mandó a que me administraran un antibiótico intravenoso allí mismo. Sí: una inyección.
La enfermera, al darse cuenta que era una dosis “bastante fuerte” (en sus palabras) la dividió en dos. Me administró una mitad en cada nalga. La aguja no me dolió, pero al entrar el líquido… es como si te inyectaran rocas por las venas. Caminé raro por las próximas dos horas.
Por suerte, el resto de los antibióticos se administran en cápsulas, así que no tendré que someterme a otra tortura. Pero, resulta que la doctora nunca firmó la receta. Me toca otra visita al médico para ver qué carajo tengo en el antebrazo y me haga una receta firmada.
Creo que al cumplir mis 35 años se me expiró la garantía: todo comienza a joderse de cantazo. Como cuando saldas el auto. Me canso de tanto médico.

Hoy: escribir. Luego iré a ver “Maldito árbol tropical” en el teatro Arriví. Teatro Breve por la noche.

Technorati Tags: ,

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share