Reseña: Sara: la historia cierta

Esta reseña se publicó originalmente el domingo, 16 de diciembre de 2012 en la sección Tinta Fresca de El Nuevo Día.

La Biblia, ¿erótica?

Por José Borges

El Antiguo Testamento presenta cientos de personajes de los mitos judeocristianos. Una de las historias más conocidas es la de Abraham. El patriarca judío es conocido porque casi sacrifica a su hijo Isaac a petición de Dios, quien luego decide perdonarle la vida en el último momento. Sara: la historia cierta, de la puertorriqueña Rubis M. Camacho, escoge a la esposa, y también hermana, de Abraham como protagonista de esta novela, que recrea y expande ciertos capítulos del libro de Génesis.

Sara

La historia se narra desde el punto de vista de varios personajes. Entre ellos, se encuentran Sara; sus hijos, Isaac e Ismael; su esclava, Agar; el patriarca Abraham, y el faraón de Egipto. A veces, los personajes cuentan los mismos hechos con una visión diferente a otro personaje; en otras, continúan la narración. Hay cierto juego con el tiempo, ya que la historia utiliza retrospecciones para contar sucesos pasados.

Se puede notar un trabajo de investigación profunda de parte de la autora, sobre todo cuando describe con claridad rituales, costumbres y acciones de las civilizaciones

egipcias y hebreas de la época. Logra dejarnos ver el contraste entre la tribu nómada a la que pertenecen Abraham y Sara, y la sofisticación de la civilización de Egipto. En ocasiones, sin embargo, puede parecernos que la historia pierde protagonismo frente a la investigación realizada para el libro. Las descripciones, por su parte, resultan muy gráficas,
Indistintamente de ello, Rubis nos presenta una novela bien escrita, repleta de temas eróticos que exploran cuál pudo ser el rol de la mujer y su sexualidad en la Antigüedad, específicamente en la cultura hebrea. Rellena de manera entretenida las faltas narrativas e inverosimilitud del Antiguo Testamento con sucesos muy imaginativos.sobre todo aquellas que describen los fluidos humanos. De seguro, algunos lectores se deleitarán con ellas, mientras que otros, más conservadores, las considerarán demasiado detalladas para sus gustos.

Sara: La historia cierta

2012, Boreales

Puerto Rico

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
Share

Lo que veo


via Instagram http://instagr.am/p/UrlK2HPIBw/

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share

Lo que veo


via Instagram http://instagr.am/p/UrkkcvvIA3/

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: Cárceles imaginarias

Esta reseña se publicó originalmente en la sección Tinta fresca de El Nuevo Día el domingo 9 de diciembre de 2012.

Narración en dos tiempos

José Borges

El tema de la Guerra Civil española y el periodo que la antecede es de gran interés en la literatura española de tiempos recientes. Cárceles imaginarias, de Luis Leante, aunque fija parte de su trama entre 1896 y 1936, se aleja de esa tendencia. Leante, quien ganó en 2007 el Premio Alfaguara de Novela, narra la historia de dos protagonistas, uno en 1988, y otro, cuyo pasado comienza en 1896.

Portada Cárceles imaginariasLa novela está estructurada con cambios del presente de 1988 al pasado. En el presente, se cuentan las investigaciones de Matías Ferré acerca de la historia de Ezequiel Deulofeu, cuya vida comienza en el Barcelona del siglo XIX. Ambas historias cautivan y logran mantener interés durante la narración. Aunque el personaje del pasado, Deulofeu, tiene más protagonismo, la novela trata más bien del conflicto sicológico que sufre Matías años después de la muerte de su compañera, Victoria. El autor pinta muy bien la atmósfera y los distintos lugares que relucen en la obra en diferentes periodos de su historia, como Manila, en Filipinas; Valparaíso, en Chile, y Barcelona, en España. Las caracterizaciones de los demás personajes están muy bien logradas, cada uno con cierta complejidad, aun en los que no tienen tanto protagonismo en la novela.

Uno de los aspectos más curiosos de la obra es su característica casi cinematográfica. En muchas instancias, los capítulos en la trama son muy semejantes a la edición de un filme. Los diálogos son pocos y hábiles, mientras que los tonos de la narración marcan la diferencia entre un protagonista y su periodo histórico y el otro. Leante nos presenta una novela bien elaborada y entretenida, en la que exhibe su talento y la destreza que ha adquirido durante sus años como escritor. Cárceles imaginarias es una entrega sólida que se libra de las tendencias del mercado literario español.

Cárceles imaginarias

Alfaguara, 2012

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.7/10 (3 votes cast)
Share

Reseña: Poptopía!

Esta reseña se publicó originalmente en la sección ¡Ea! de El Nuevo Día, el domingo, 2 de diciembre de 2012.

Culturas mediáticas

José Borges

Descubrir la cantidad de subculturas que existen es una de las revelaciones del mundo cibernético. Poptopía!, de la puertorriqueña Jennifer Pagán Colón, explora la Internet y las culturas alternas con una dosis amplia de humor.

PoptopíaLa trama de esta novela corta, disponible solo en formato digital, se narra por medio de correos electrónicos, entradas y comentarios en blogs, y una narración sarcástica semejante al estilo de Douglas Adams o Kurt Vonnegut. Por medio de esta estructura, conocemos a Pichín, un joven universitario, cuyo propósito en la vida es ser un furry, una persona fanática de animales con atributos humanos, o viceversa. Es un protagonista inusual, obeso y enfermizo mental, que camina las calles con una diadema de orejas de gato y una cola colgada de su cinturón, y cree ser un zorro atrapado en el cuerpo de un humano.

La comedia es uno de los géneros más difíciles de trabajar con éxito y Pagán Colón lo logra en esta entrega. Es un sentido de humor negro —sutil a veces—; en otras ocasiones, extravagante. En cada momento, íconos de la cultura popular cibernética, mundial y boricua forman parte de la historia y de la farsa. La narración se burla de todas las instituciones del mundo de los blogs, geeks y nerds, cómics, fantasía, ciencia ficción, comunidades virtuales, redes sociales y juegos de video.

Es una oda a las subculturas y fácil de disfrutar para aquellos que reconozcan las referencias a las que alude. Sin embargo, es difícil precisar si el lector que ignore este mundo cibernético tendría problemas con entender algunos temas (igual sucedería con lectores que no estén familiarizados con la cultura boricua de las últimas tres décadas).

La prosa cuidada de la autora sobrepone algunas cuestiones estilísticas, que se habrían beneficiado con una revisión editorial. No obstante, es una novela que satisface el humor y es ideal para experimentar con los libros electrónicos.

Jennifer Pagán Colón

2011, Amazon Kindle Direct Publishing

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share

Reseña: La carroza de Bolivar

Esta reseña se publicó originalmente en la sección ¡EA! de El Nuevo Día, el domingo, 25 de noviembre de 2012.

¿Otra cara de Bolívar?

Por José Borges

El libertador Simón Bolívar es una figura mítica en la historia latinoamericana. Sus hazañas han aparecido, de manera aduladora, en numerosos libros de historia, cuentos y novelas. Sin embargo, en La carroza de Bolívar, del colombiano Evelio Rosero, se nos presenta a un villano tiránico, cobarde y manipulador. Esta visión del prócer puede considerarse una blasfemia para muchos, opinión planteada, incluso, por algunos personajes de la novela. Rosero narra
—dentro del Carnaval de Negros y Blancos, en Pasto, Colombia— una versión de la historia de Bolívar diseñada para incitar un escándalo.

A pesar de la utilización de este personaje latinoamericano, no se trata de una novela histórica. La narración comienza con el ginecólogo Justo Pastor, el protagonista, un personaje patético, a pesar de poseer una esposa hermosa, dos hijas, una práctica exitosa y dinero. Durante la narración descubrimos que Justo aborrece a su esposa, las hijas lo desprecian y que su única pasión es escribir un libro de la “verdadera” historia de Bolívar. Los preparativos para la parada del carnaval que se aproxima lo inspiran a crear una

carroza que exhiba los pecados del mal llamado “Libertador”, idea que se convertirá en una obsesión. Según el resto de la ciudad se entera del tema de la carroza, la vida de Justo se ve en peligro.

Uno de los mayores logros de esta novela es su trama impredecible. Es difícil adivinar qué sucederá durante la lectura. Sin embargo, la narración, en general, es caótica, así como el carnaval que describe. Contiene repeticiones estilísticas, divagaciones temáticas y regionalismos, que rompen con el flujo de la trama. El tema más controvertible, por supuesto, es la caracterización de Bolívar, que está muy bien presentada. No obstante, al chocar con el mito legendario que conocemos, puede ser un reto conocer cuán tolerante es el lector a una visión contraria del libertador venezolano.

 

Evelio Rosero

2012, Tusquets Editores

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.7/10 (3 votes cast)
Share

Reseña: Los premios: diez cuentos afortunados

Esta reseña se publicó originalmente el 18 de noviembre de 2012 en la sección ¡EA! de El Nuevo Día.

Literatura emergente cubana 

por José Borges
 
Un premio supone un reconocimiento por un mérito o servicio. Cuando el galardón es
literario, casi siempre es una recompensa por una obra superior a otras de la misma categoría.
Ese es el caso de la antología cubana Los premios: diez cuentos afortunados, cuya selección de
narraciones breves ganó, individualmente, dos certámenes importantes del 2003 al 2007: el
Premio Alejo Carpentier de Narrativa y Ensayo, o el Premio Iberoamericano de Cuento Julio
Cortázar.
 
Los premiosComo se espera en este tipo de trabajo, todos los cuentos están muy bien escritos. Presentan una variedad de temas, como el erotismo o lo fantástico, que podrían interesar a lectores de gustos diversos. Curiosamente, las obras galardonadas tienen semejanzas con el estilo
de los dos autores honrados en los premios. Uno de ellos es “Figuras”, de Raúl Aguiar. Este cuento contiene elementos fantásticos, típicos de la obra de Julio Cortázar, y es uno de los más entretenidos en la colección. Por su parte, “Erecciones en el bus”, de David Mitriani, desarrolla
una estructura envidiable que podría compararse favorablemente con algunos cuentos de Carpentier. La trama y los cambios de punto de vista narrativos están muy bien manejados. Valdría la pena conseguir la antología solo por este relato. Otro que resalta es el de Rogelio
Riverón, con “Los gatos de Estambul”, que esconde misterios impredecibles en sus páginas.
 
Como en toda antología, algunos relatos son más afortunados que otros. Unos tienen finales demasiado predecibles, como “La hija de Darío”, por Laidi Fernández, y otros pocos solo apelan al lector que disfruta descifrar tramas laberínticas, como “Los fantasmas de Sade”, por Ernesto Pérez Chang.
 
Algunas de las preocupaciones de los autores cubanos se evidencian dentro de los
subtextos de estas narraciones. La antología es una muestra eficaz de la literatura emergente
cubana y debe ser de gran interés para aquellos cuya curiosidad los guíe a conocerla.
Los premios: diez cuentos afortunados
Laidi Fernández, Raúl Aguiar, David Mitriani, Ernesto Pérez Chang, Francisco López Sacha,
Antón Arrufat, Jorge Ángel Pérez, Pedro de Jesús, Aida Bahr, Rogelio Riverón
Cuba, Letras Cubanas, 2007
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
Share