Reseña: Historias para pasar el fin del mundo

Erotismo apocalíptico

 

Imagina que es el siglo XXII y una plaga convierte a todas las personas en homosexuales promiscuas. No hay manera de lograr la inseminación artificial, debido a que los espermatozoides mueren al exponerse al aire, y se espera que la humanidad llegue a su fin. Este es el escenario que describe el autor puertorriqueño David Caleb Acevedo en la novela Historias para pasar el fin del mundo.

Historias para pasar el fin del mundoLa trama se narra desde el punto de vista de ocho personajes que cuentan su vida, o más bien, sus aventuras sexuales, sean heterosexuales u homosexuales, antes de la plaga. También se trabaja su presente dentro de la historia. Estos ocho personajes son unos exesposos y sus dos hijos, que comparten, junto a la pareja de cada cual, en una cabaña en Inglaterra. Durante esta reunión familiar, los ocho discuten y sostienen relaciones sexuales y hasta incestuosas entre sí, en anticipación del final de la humanidad.

Es una novela escatológica en ambos sentidos de la palabra, tanto por su historia del fin de los tiempos, como por sus descripciones gráficas de intercambios de fluidos humanos en una variedad extensa de acciones. En ella, queda establecido un tono sarcástico y sombrío durante toda la obra, que aparenta criticar las religiones organizadas, el mundo literario y las convenciones sociales conservadoras. Por ejemplo, al cristianismo se le refiere como la religión de la Triada con su DiosTriPartito, Nuevayorka es la capital literaria del mundo y a Stephen King se le negó un premio Nobel de Literatura. En cualquier lugar se puede dar una orgía al aire libre y sin interrupción. Se mantiene una ambientación futurística con el uso de palabras, como manteqüisha (mantequilla), buku (algún tipo de libro, al parecer) y advocata (abogada); y tecnología, como holo-mail y aeromóbiles.

Más presente aun es el erotismo en la novela, que se describe con lujo de detalle y aparenta ser un intento para impresionar a los lectores. La trama se diluye entre los encuentros sexuales de los personajes hasta que llega al final de la historia, casi de manera literal.

 

Historias para pasar el fin del mundo

David Caleb Acevedo

Trabalis Editores, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en abril 10 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: Narconomics

La economía de las drogas

 

Tal vez, la imagen que tenemos de un narcotraficante es producto de la prensa, de los libros o de las series de narcotraficantes que cada vez son más populares en la televisión. Los imaginamos como personas despiadadas, maleducadas y violentas. Sin embargo, dado su comportamiento, sería más conveniente ver a los traficantes como empresarios, y al narcotráfico, como una industria (una que genera $300 mil millones al año, a nivel global). Así sería posible comprenderla mejor y buscar una manera más eficaz de combatirla. Al menos, este es el argumento principal en Narconomics: How to Run a Drug Cartel, del periodista Tom Wainwright.

NarconomicsEl libro es una mirada profunda al mundo del narcotráfico, desde una perspectiva económica. Cada capítulo explica una faceta diferente del negocio, en la que se analiza desde la cosecha de coca en Sudamérica, hasta la competencia y las uniones entre los carteles en México y El Salvador, respectivamente. También se estudia cómo este negocio ilícito es capaz de innovar en sus productos y métodos ante la ley y cómo encara un futuro en que algunos de sus productos se legalicen.

El autor muestra el alcance de su investigación en la cantidad de entrevistas y locales que visitó para aprender más del negocio. A la vez, compara las acciones de las pandillas de narcotraficantes con la manera en que empresas legítimas llevan a cabo sus negocios. Por ejemplo, expone cómo los carteles, al igual que las corporaciones, manejan las relaciones públicas y la imagen que tienen sus negocios, y también revela por qué les es importante (por una mezcla de intimidación y complicidad con el pueblo, en este caso).

Además de los métodos de operación de los narcotraficantes, Wainwright se enfoca en la respuesta de los diferentes gobiernos ante este problema. Muestra cómo las autoridades fallan en enfocarse en eliminar la oferta en vez de reducir la demanda de los narcóticos ilegales. En el caso de la cocaína, por ejemplo, se ha intentado erradicar las plantaciones de coca en Perú, Colombia y Bolivia. Sin embargo, por más plantaciones que han destruido, la demanda solo ha crecido y, peor aun, no afecta en lo más mínimo las ganancias de los carteles.

Cada legislador y funcionario público involucrado en combatir el narcotráfico debería leer este libro. En él encontrarán no solo una mirada sobria y objetiva hacia este problema, sino también varias recomendaciones y ejemplos de lo poco que sí ha dado resultado para minimizar el impacto que las drogas causan en la sociedad (un adelanto: no es la mano dura). Es un libro que les hará pensar en por qué no se han tomado medidas más eficaces en más de cuarenta y cinco años de la llamada “guerra contra las drogas”.

 

Narconomics: How to Run a Drug Cartel

Tom Wainwright

PublicAffairs, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en abril 3 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.5/10 (2 votes cast)
Share

Reseña: The New Spymasters

El espionaje moderno

 

¿Cómo te imaginas a un espía? ¿Como un agente al estilo 007, que toma martinis mientras despacha a sus enemigos con un solo disparo y hace algún comentario irónico? Por más de cincuenta años esta es la imagen que se ha perpetuado en libros, películas, series de televisión y hasta en videojuegos. La realidad, sin embargo, es radicalmente diferente. Así lo evidencia el libro The New Spymasters, del reportero británico Stephen Grey, reconocido por haber traído a la luz pública el esquema de secuestros (renditions) de islamistas por la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés).

The New SpymastersGrey aclara desde el principio que el término espía tiene una connotación negativa dentro del ámbito de servicios de inteligencia, como la mencionada CIA, el SIS británica (Servicio de Inteligencia Secreto) o la KGB rusa (Comité para la Seguridad del Estado), ya que en la jerga del espionaje, el espía es, por definición, aquel que traiciona a su país o sus ideales por otra nación. La expresión más adecuada para lo que el público conoce como “espía” sería maestro de espías (o spymaster, en inglés), que es la persona que recluta o convence a estos “traidores” para que provea información confidencial de otro país u organización. Este spymaster también sería quien funciona como contacto principal y confidente del espía o, como se explica en el libro, la persona que lo maneja. El volumen ofrece un breve resumen de la historia del espionaje entre naciones desde el final del siglo XIX, en específico el espionaje de la Guerra Fría y las maniobras que se llevaron a cabo entre los británicos, los rusos y los estadounidenses. Relata, además, cómo estas agencias tuvieron que transformarse, poco a poco, luego de la caída del Muro de Berlín en 1989. Justifican su continua existencia al intentar trabajar contra el narcotráfico en la década de los noventa y el terrorismo, a partir de 2001.
Las historias de hechos recientes que nos cuenta Grey revelan lo complicado que es recopilar información de los grupos terroristas que pretenden infiltrar, como al-Qaeda. Además, muestra las dificultades de conciliar las leyes que cobijan a sus respectivos países y en los que operan, a la vez que intentan mantener a salvo a sus espías (más por razones pragmáticas que por algún sentido altruista). En general, es un libro inquietante, que revela la eficacia (o incompetencia, en muchos casos) de estas agencias de inteligencia, que los medios y la opinión pública tienden a glorificar. Será perturbante comprobar que la vida o la muerte de cientos o miles de habitantes está en manos de algún político o burócrata incompetente, en vez de en un espía, tipo héroe, al estilo James Bond.

 

The New Spymasters

Stephen Grey

St. Martin’s Press, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en marzo 20 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.5/10 (2 votes cast)
Share

Reseña: La casa que soy

Una casa melancólica

 

A veces, un poemario posee, por eso de utilizar una analogía musical, un tema semejante a un bajo en una composición armónica, que brinda el soporte de los demás elementos en una melodía. Es posible que en el caso de La casa que soy, de la puertorriqueña Janette Becerra, este soporte sea la melancolía, que parece ser el tema que enlaza la mayoría de los poemas en este volumen.

La casa que soyLos cuarenta y seis poemas reflejan, entre sus metáforas y versos, cierta tristeza con la que los lectores podrán identificarse. Invita a la reflexión acerca de la pérdida en diferentes facetas, sea de amantes, novios, padres, madres, hijos, juventud, fe y hasta belleza. No resulta, sin embargo, agobiante, sino que parece más bien un intento por comprender el porqué de este sentimiento que afecta a cada persona en diferentes manera y etapas de la vida.

Decir, en este caso, que destacan ciertas piezas sobre otras sería injusto. Más bien algunos apelaron más a mi paladar poético que otros. Por ejemplo, “Una cama de hotel” trabaja con el sinnúmero de emociones y circunstancias que pueden ocurrir en una habitación transitada por tanta gente. “Delirio”, por su parte, refleja el sentimiento de aquel que se haya sentido abstraído en cuanto a su función dentro de la sociedad. La inseguridad es el tema de “Cinco minutos antes de la cita”, mientras que la insatisfacción y la lujuria resaltan en el “El otro”. En “La perspectiva de la otra”, la razón por la que una persona podría aceptar una infidelidad parece inspirar el poema, y en “Encantinflada”, el juego con las emociones y el desamor impresiona.

La casa que soy provee un buen ejemplo de la poesía puertorriqueña contemporánea desde la óptica de una autora en plena madurez literaria. Para amantes de la poesía, este poemario será imprescindible en sus bibliotecas.

 

La casa que soy

Janette Becerra

Trabalis, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en marzo 13 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.7/10 (3 votes cast)
Share

Reseña: La noche de los alfileres

Maldad adolescente

La editorial que publicó La noche de los alfileres, del peruano Santiago Roncagiolo, promociona la novela bajo la categoría de suspenso. En parte lo es, pero la realidad es que encajonarla de manera tan sencilla no le hace justicia. La obra es una amalgama de subgéneros literarios, cultura popular y referencias cinematográficas que tiene más en común con una novela del fenecido Elmore Leonard que con cualquier thriller.

La-noche-de-los-alfileresLa trama se desarrolla alrededor de un incidente que involucra a cuatro jóvenes de clase media. Los adolescentes, al ser rechazados por sus compañeros y la docencia de su escuela, deciden hacer algo que marca sus vidas. La narración se cuenta en primera persona, desde el punto de vista de un muchacho diferente por capítulo. Esta técnica permite que haya cierta discrepancia sobre lo ocurrido y que, en otras ocasiones, todos los jóvenes estén de acuerdo. A la vez, los lectores conocerán la psiquis de cada personaje, con sus inseguridades y sus dificultades familiares correspondientes.

La novela opta por un tono juvenil, lo que contribuye a darles un toque casi de comedia a los sucesos. Recuerda mucho al tipo de película de crimen que el filme Pulp Fiction inspiró en la década de los noventa, con su sentido de humor negro, solo que con adolescentes en plena pubertad, cuya única preocupación son sus hormonas.

Roncagiolo narra la historia de manera amena y establece una voz particular para cada personaje. En la mayoría de los casos, los lectores podrán identificar al narrador fácilmente. Tal vez dos carencias del texto sean que la novela se torna por momentos escatológica en aras de buscar un efecto de comedia; otra, que el autor dedica demasiado tiempo a dar detalles de la cultura popular y la trama pierde un poco el ritmo. De todos modos, esta reciente entrega del peruano es entretenida y de lectura rápida. La trama guarda algunas sorpresas e instancias sorprendentes.


La noche de los alfileres

Santiago Roncagiolo

Alfaguara, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en febrero 28 de 2016. 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: Imperialismo jurídico norteamericano en Puerto Rico (1898 – 2015)

La imposición del imperio

 

Se habla mucho de la relación que mantenemos como país con los Estados Unidos de América y de cómo hemos llegado a nuestro estatus actual. La mayoría de los habitantes de la Isla sabe que fuimos una vez colonia de España y que, luego, en 1898, fuimos botín de guerra de la nación norteamericana. Sin embargo, entre tanta información, a veces se olvidan o se desvirtúan los hechos de lo que ha ocurrido en nuestra historia con respecto a los Estados Unidos. Imperialismo jurídico norteamericano en Puerto Rico (1898 – 2015), del Dr. Carmelo Delgado Cintrón, es un excelente libro para curar ese olvido o desinformación que tiende a afligir la discusión pública.

Imperialismo jurídicoEl catedrático de Historia de Derecho de Puerto Rico nos presenta un libro de historia que muestra cada hito cronológico de nuestra historia desde que Puerto Rico se convirtió en territorio de Estados Unidos en 1898, hasta sucesos más recientes del año pasado. Se tocan los temas de la época colonial bajo el Imperio español y la concesión de autonomía que España brevemente nos brindó. También trata el tema del gobierno militar de EE UU de 1898 – 1900, el régimen civil de 1900, las leyes Jones y Foraker, la lucha por el lenguaje oficial del País y la imposición de la ideología y política de la Corte Federal en nuestra isla, entre muchos otros temas.

Delgado Cintrón utiliza citas textuales de aquellos involucrados en los sucesos, como las palabras de Hostos ante la entrada del Ejército estadounidense en Guánica, las declaraciones de senadores del Congreso sobre los resultados del plebiscito de 2012 y las del actual gobernador, Alejandro García Padilla, en respuesta.

El último capítulo del tomo se dedica a analizar la expresión literaria ante nuestro estatus colonial desde la perspectiva de José De Diego, Luis Palés Matos, Juan Antonio Corretjer y Luis López Nieves, entre muchos otros.

En fin, el trabajo del Delgado Cintrón es minucioso y revelador. Cualquier maestro de Historia o persona interesada en la historia de nuestro estatus político, al igual que todo puertorriqueño, le encontrará un valor inconmensurable a esta obra.

Imperialismo jurídico norteamericano en Puerto Rico (1898 – 2015)

Carmelo Delgado Cintrón

Publicaciones Gaviota, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en febrero 21 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: Culpa

Crímenes y culpas

 

A lo largo de la historia, podemos encontrar un sinnúmero de casos de escritores que, antes de encontrar su vocación por las letras, se dedicaron al campo de las leyes. García Márquez, Kafka, Goethe, Balzac y Verne son solo unos cuantos apellidos de escritores que estudiaron o practicaron leyes en algún momento de sus vidas. En el caso de Ferdinand Von Schirach, autor del libro de cuentos Culpa, los lectores nos hemos beneficiado de su decisión de practicar leyes antes de convertirse en escritor.

Culpa_135X220Este volumen reúne quince cuentos de extensión variada, con un factor en común: en todos se ha cometido un crimen. Las narraciones relatan violaciones, robos, transacciones de drogas y asesinatos, entre otros, basados o inspirados en casos reales, en los cuales el autor actuó como abogado defensor. Su estilo narrativo aparenta ser una conversación con los lectores en la que Von Schirach cuenta casos memorables de su carrera. No obstante, se nota una atención especial a la técnica de contar: no se trata de una lista de hechos, sino que sabe crear tensión dramática en las narraciones que mantendrán a sus lectores en vilo.

Además de ofrecer una mirada al mundo lúgubre del crimen europeo, Von Schirach logra adentrarnos en las mentes de estos personajes y logra crear empatía hacia ellos. A pesar de esta familiaridad con los personajes, tampoco los defiende o los juzga: cada lector tendrá que utilizar su juicio para ello. A través de una prosa concisa y depurada, el libro logra mostrar las diferencias entre el sistema legal y penal alemán y cómo el estado maneja el tema de la justicia.

El volumen completo es digno de lectura y de seguro agarrará a los lectores desde el primer cuento. Es uno de esos libros capaces de que causar desvelos por aquello de querer leer un cuento más antes de dormir. Si acaso se le podría señalar algo negativo es que, como todo lo que es placentero, termina.

Culpa

Ferdinand Von Schirach

Publicaciones y Ediciones Salamandra, 2014 (3ª edición)

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en febrero 14 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: Drawing Blood

Sangre y tinta

 

¿Qué se requiere para ser artista, hoy día? Muchos hablan del talento, del esfuerzo y de la disciplina, pero ¿tenemos idea de a qué se refieren esas palabras? En Drawing Blood, de la artista de ascendencia judía y puertorriqueña Molly Crabapple, los lectores conocerán el punto de vista de alguien que logró las metas que se propuso. Aunque solo tiene 32 años, la joven artista demuestra que ha tenido vivencias suficientes para llenar todo un volumen de memorias.

El libro comienza con sus inicios en el arte, a sus cuatro años. A partir de aquí, con pocas excepciones, la autora narrará su vida en orden cronológico.

Drawing BloodCon una prosa muy natural y amena, Crabapple habla de sus primeros amores y amistades, su tiempo en el Fashion Institute of Technology en Nueva York, sus viajes de adolescente a París, Marruecos y Turquía, y de sus esfuerzos en su ciudad natal para convertirse en artista. Además, explica las dificultades que enfrentó como mujer y como integrante de la clase media para que la aceptaran en el mundo artístico neoyorquino.

Como artista, tuvo muchas frustraciones, pero las recuerda y las narra con la misma pasión con la que relata la satisfacción que sentía al lograr sus obras. La autora también aprovecha para hacer críticas a la clase alta de Nueva York (en muchos casos, sus clientes) y expresar, por el contrario, su admiración hacia sus amigos y colaboradores artísticos. Precisamente, muchas de las páginas contienen ilustraciones de los momentos y las personas que ha conocido a lo largo de su vida, que, en cierta manera, convierten el libro en una obra de arte para coleccionar.

En fin, la obra mantiene en vilo al lector, sobre todo, cuando describe sus tiempos como modelo para artistas, cuando fue bailarina de burlesque, cuando se desempeñó como artista en un club nocturno exclusivo, y cuando fungió como organizadora de eventos artísticos, como sus clínicas de arte Dr. Sketchy’s. Es una lectura que les interesará a todos los que tengan interés en el arte, sin que importe la disciplina que escojan, sea arte plástico o literatura. Contiene una muestra sobria de, no solo el sacrifico, sino también la recompensa de mantenerse fiel a sus aspiraciones.

Drawing Blood

Molly Crabapple

Harper, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en febrero 7 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share

Reseña: The Resistance

Amenaza contra la humanidad

 

La tecnología está por todas partes. Muchos tenemos computadoras disfrazadas de teléfonos, capaces de dirigirnos a través del tránsito, hacer compras virtuales y hasta tomar cursos en línea. Sin duda, la tecnología nos trae muchos beneficios, pero ¿qué nos cuesta? En The Resistance: Digital dissent in the age of machines, el autor, un reportero de The Washington Post, Joel Achenbach, intenta exponer las preocupaciones de algunos expertos en la materia hacia la tecnología de Inteligencia Artificial y las implicaciones de la Internet.

The ResistanceEl libro se compone de reportajes publicados en el periódico antes mencionado durante el año pasado. El tema principal se trabaja en dos partes. La primera se le dedica a la Internet y su riesgo al ser hoy una necesidad básica en nuestras vidas, así como el agua potable y la electricidad. El reportero presenta las opiniones de personas como Douglas Rushkoff y Astra Taylor, creadores de diferentes movimientos de activismo para que la Internet se utilice de una manera responsable, a la vez que nos alertan acerca de los peligros a que nos exponemos, por ejemplo, al perder nuestra privacidad. Son personas que abogan por un uso responsable de servicios como Facebook, que utiliza algoritmos matemáticos para conocernos mejor que nosotros mismos.

La segunda parte del libro se le dedica a los peligros que nos podría traer el progreso de la inteligencia artificial, si no establecemos parámetros para su desarrollo. Achenbach nos cuenta de las preocupaciones que comparten personalidades, como Bill Gates, Stephen Hawkings y Elon Musk, sobre lo que podría ocurrir si las máquinas adquieren una inteligencia tan o más avanzada que la de los humanos y cómo la humanidad debería afrontarlo. Precisamente, en enero del año pasado, Elon Musk se reunió en Puerto Rico con otros millonarios, científicos y tecnólogos para discutir el tema. El asunto principal es cuán temprano en la vida de esta tecnología deberíamos ir pensando en estos aspectos de un comportamiento que aún parece estar alejado de nuestra actualidad. Hay debate acerca de cuán cerca estamos por que exista una verdadera inteligencia artificial o transhumana. Por un lado, ya hay automóviles capaces de conducirse solos; por el otro, no existen máquinas que puedan llevar a cabo una tarea tan simple como recoger una mesa.

Achenbach mantiene un equilibrio objetivo en sus reportajes y mantiene un tono sobrio que ayuda a que los lectores consideren cuidadosamente lo que se presenta, sin sucumbir en la histeria. Además, provee una lista de lectura útil para aquellos que quieran leer más acerca de estos asuntos. Muestra que, aunque los temas parezcan sacados de la ciencia ficción, lo más probable es que sean una realidad antes de que nos demos cuenta y que, por tanto, hay que atenderlos seriamente.

The Resistance: Digital dissent in the age of machines

Joel Achenbach

Diversion Books, 2016

Esta reseña se publico en El Nuevo Día en enero 31 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: Quantum Weaver Yocahú

Poesía espacial

 

La ciencia ficción es un subgénero bastante popular en películas, cómics, cuentos y novelas. Pocas veces, sin embargo, vemos ejemplos de este en la música o la poesía. Miguel Adrover Lausell es un autor puertorriqueño que decidió incorporar esta literatura de anticipación en el poemario Quantum Weaver Yocahú.

Quantum Weaver YocahúEl poemario es semejante a los discos conceptuales de algunas bandas de rock en la década de los años setenta, como Rush y el recién fenecido David Bowie, en el que el autor cuenta una historia más larga a través de poemas individuales (o canciones, en el caso de la música). No es necesario leer los poemas anteriores para encontrarles sentido, pero sí están enlazados y cobran otro significado al leerlos en orden. Los amantes de la ciencia ficción comprenderán la trama con facilidad: en algún año entre 2050 y 2059, la nave espacial Quantum Weaver Yocahú transporta a un terrícola —en este caso, al último puertorriqueño— a otra galaxia, ya que la Tierra se ha convertido en un planeta inhabitable. Los poemas cuentan la historia de lo que sucedió en la Tierra, cómo vive el protagonista, cómo aprecia su nuevo entorno y cómo es su vida a bordo de la nave, entre otros temas.

A lo largo del poemario, el autor mezcla filosofía con física cuántica; ciencia ficción con humor negro; y poesía con cultura popular. Las menciones de otros autores de ciencia ficción, como William Gibson y Kurt Vonnegut, y de series de televisión y videojuegos, como Battlestar Galactica y Mass Effect, abundan y se mezclan con teorías e instrumentos científicos contemporáneos. Para apreciar bien el poemario, será necesario que los lectores estén un poco familiarizados con este subgénero de ficción especulativa.

La propuesta de Adrover Lausell es interesante, ambiciosa y no le teme a la experimentación. Uno de los elementos memorables es la inclusión de los códigos de QR que pueden leerse con un teléfono celular y abrir, en este caso, enlaces a videos en YouTube mencionados en los poemas. El problema mayor con el volumen reside en el lenguaje, pues es una mezcla de terminología científica, lenguaje cotidiano y spanglish. En mi caso, no tuve problemas con los primeros dos, pero el último me parecía una manera demasiado fácil de expresarse para un género cuya belleza recae en la búsqueda de la palabra precisa.

En fin, el viaje en el Quantum Weaver Yocahú es interesante y contiene elementos innovadores, que podrían trascender con más madurez en el lenguaje.

Quantum Weaver Yocahú

Miguel Adrover Lausell

Disonante, 2015

Esta reseña se publicó en El Nuevo Día en enero 24 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share