Reseña: Martiria Lucía desborda vendavales

Intrigas y maldiciones

Una maldición generacional que se manifiesta con un inmenso lunar en los rostros de los Payares es el elemento que da pie a la trama de Martiria Lucía desborda vendavales, la primera novela de Ydalia Molina. La trama está situada en Doscaminos, un pueblo costero cerca del mar Caribe, lugar lleno de tradición católica, supersticiones y habladurías. La protagonista, Martiria, comienza su historia en prisión y cuenta retrospectivamente los sucesos de su vida y, eventualmente, cómo llegó a ser encarcelada.

Martiria Lucía 001Martiria cuenta cómo maldicen a su familia por culpa de un bisabuelo que violó a una niña de 13 años. La maldición no solo consiste en el lunar, sino que trae tragedia a quienes los Payares amen. Aun así, la familia logra dos o tres generaciones hasta el nacimiento de Martiria. Purificación, la madrina de la protagonista, y ella son las que bordan los trajes de la virgen Santa Lucía, adorada en el pueblo. Además de esto, administran una modesta bodega. El talento de la madrina y la ahijada es famoso por la belleza de su artesanía y es lo único que logra que la mayoría de los compueblanos tolere a los Payares.

Además de esta narradora en primera persona, hay otra que sigue los sucesos entre Purificación y el padre Gabriel, cura del pueblo. La interacción entre estos personajes se muestra como un aparte a la historia central, pero luego cobran más importancia.

Uno de los elementos que llaman la atención de la novela es su estructura. La trama no se cuenta de manera lineal, sino que los sucesos se presentan fuera de orden cronológico, en muchos casos. Esta técnica crea interés en develar acontecimientos a los que se aluden, pero que no se describen hasta el momento propicio, como sucede con la única palabra que emite Estanislao, un loro que es la mascota de Martiria.

La prosa de Molina se alterna entre lo conciso cuando adelanta la trama y lo adornado cuando desea describir los sentimientos de sus personajes. Contiene, además, elementos de realismo mágico mezclado con tradiciones religiosas de pueblo pequeño latinoamericano. A pesar de que la estructura de la novela es complicada, la narracción está bien contada y entretenida. No obstante, la historia sufre un poco al caer en el lugar común por la manera en que se trabaja con el personaje del esposo de la protagonista. Este se convierte en un marido borracho y abusador de la noche a la mañana. Hacía falta mostrar más cómo ocurre ese cambio de manera convincente. No obstante, Ydalia Molina ha logrado escribir una sólida primera entrega. Enhorabuena.

Martiria Lucía desborda vendavales

Ydalia Molina

País Invisible Editores, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en mayo 7 de 2017.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: El visitante de las estrellas

Ciencia ficción juvenil

¿Qué pasa cuando un humano encuentra en la entrada de su hogar a un alienígena temido y demonizado por el resto de una sociedad futurística? A partir de ahí gira la historia de El visitante de las estrellas, de Pabsi Livmar, el nuevo Premio El Barco de Vapor de Ediciones SM.

El visitante de las estrellas 001El protagonista es Sep, un infano (humano en su niñez que aún no ha definido su género) que lidia con las consecuencias de albergar en su casa a Ariel. Este es un temido timlij (un ser de otro planeta de piel aceitosa y negra, y tres pares de tentáculos en vez de brazos o piernas). En este raro futuro, la Tierra es inhabitable debido al daño que le causaron los Homo sapiens sapiens, o sea, nosotros hoy día. También son responsables los Homo sapiensul, que son el resultado de nuestra evolución como raza. Estos viven en Kepler 438b. Las dos razas se encuentran en una guerra perpetua y cada cual demoniza a su enemigo.

Se cuestiona la sociedad en la que vive a la vez que intenta proteger a su nuevo amigo alienígena. En el transcurso de la historia, Sep tendrá que afrontar las consecuencias de pensar diferente no solo de su padre, sino de prácticamente el resto del planeta en que vive.

La trama de esta novela lleva un mensaje antirracista, que muy bien podría aplicarse a nuestra sociedad contemporánea. Los odiados timlij muy bien podrían ser el equivalente de los musulmanes para el Occidente, los latinos en los Estados Unidos o los manifestantes de las noticias que vivimos hoy día. Demonizar a quienes no piensan y actúan igual que nosotros es una práctica antigua que, a juzgar por la historia de esta novela juvenil, seguirá utilizándose a través de los tiempos. Uno de los aciertos del libro es la manera en que ilustra cómo se puede manipular la imagen de toda una raza o un grupo para instigar la violencia y perpetuar la guerra.

Tal vez los temas suenan complicados para los lectores de menor edad, pero Livmar utiliza, estratégicamente, la narración en primera persona para darles voz a estas consideraciones desde un punto de vista juvenil. Es una historia que enseña el valor de ejercer el pensamiento crítico y entender a los demás.

 

El visitante de las estrellas

Pabsy Livmar

Ediciones SM, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en abril 30 de 2017.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: Los nuevos ricos

Sueños de caviar

¿Qué es ser rico en Puerto Rico en tiempos contemporáneos? ¿Cómo viven aquellos que manejan Ferraris y Mercedes, comen langosta y caviar todos los días, y beben champán y vinos caros cuando los demás se toman una cervecita? El puertorriqueño Edgar Martínez Masdeu se ha atribuido la tarea de contestar estas preguntas de una manera literaria con Los nuevos ricos, su nuevo libro de cuentos.

Los nuevos ricos 001Todas las narraciones del volumen tienen que ver con la clase alta en la Isla, la gente bien, como se les dice en la obra, y su manera de desenvolverse en la sociedad. En estos cuentos, los ricos deben lidiar con sus pasados y sus orígenes desde la pobreza, mantener las apariencias ante sus pares y encubrir sus pecados ante sus familiares, cónyuges y claque social. Estos personajes son, en su mayoría, insoportables y detestables en su manera de proceder por la vida. No soportan la pobreza, aunque desde allí lucharon sus padres por sacarlos y ven el mundo como su área de juegos personal. La avaricia y la falta de empatía son la orden del día para estos seres, que prefieren mentir descaradamente antes de admitir que sus padres los criaron en un residencial o una parcela.

Como podría ser evidente, los relatos son una crítica a la sociedad que presta tanto valor a lo material, el dinero y la avaricia, al punto que los personajes casi nunca demuestran otras cualidades. Con tal vez una que otra excepción, estas historias son más anécdotas que cuentos, ya que carecen de conflictos. Hay muy pocos momentos en que los personajes experimenten algún tipo de dilema moral o circunstancia por sus acciones, lo cual resta tensión dramática a las situaciones que se cuentan. Aunque son personajes extraídos de la imaginación del autor, se puede observar un ojo al detalle en los historiales de estas creaciones literarias, que resonarán en las memorias de los lectores. Tal vez estos nuevos ricos son ficticios, pero nos serán muy familiares a la vez.

Los nuevos ricos

Edgardo Martínez Masdeu

Los Libros de la Iguana, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en abril 23 de 2017.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: Contrastes

Contraste de ficciones

Contrastes es un libro de cuentos del colectivo literario En los bordes. Su título describe muy bien la marcada variedad de estilos y temas de los autores que participan en este proyecto.

Contrastes 001La antología recoge los cuentos de Fannie Ramos Vélez, Raquel Brailowsky Cabrera, Brenda Gallardo Roldán, Emma Olmedo Amaro, Agustín Báez Santiago, Brunilda Sanabria García, Kevin José Sánchez, Félix Cruz Jusino, Zaida Vega González, Edith López López y Luis Enrique Vázquez. En su mayoría, los cuentos son microficciones que se valen más de las ironías y los finales sorpresivos, aunque sí hay uno que otro de extensión más larga para así contar una historia más tradicional.

Como es de esperarse en este tipo de antología, los cuentos tienden a apelar a distintos gustos. El tema de la infidelidad toma gran prominencia, al igual que las historias amorosas. El volumen, además, incluye cuentos de ciencia ficción, fantásticos, de aparecidos y recuentos de historias y personajes bíblicos. No obstante, hay varios, cuya escasez de conflicto los convierte más bien en anécdotas que cuentos, lo que afecta el elemento de tensión dramática en algunas de las obras.

Sobresalen los cuentos de Fannie Ramos Vélez, que logra impartir cierta intensidad a su ficción dentro de situaciones cotidianas. También, se destacan los de Luis Enrique Vázquez, que juegan, de manera ingeniosa y entretenida, con tradiciones como la Noche de Brujas, los vampiros y el vudú. “La colección”, de Agustín Báez Santiago, subvierte, agradablemente, los cuentos clásicos de dragones, caballeros y princesas, mientras que la colaboración de Brunilda Sanabria García utiliza la ironía, la justicia poética y el valor del vocabulario en sus microficciones de manera provechosa. Para mi sorpresa, esta última autora fue mi maestra de Español en CROEM (el Centro Residencial de Oportunidades Educativas de Mayagüez). Por tanto, carga parte de la culpa de mi apreciación de esta antología.

 

Contrastes

Colectivo literario En los Bordes

En los bordes editores, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en abril 9 de 2017.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: Tijera Kid

¿Héroe de las tijeras?

A juzgar por su título, Tijera Kid, la nueva novela del boricua Juan Antonio Ramos, da la impresión de que se trata de la historia de un boxeador puertorriqueño. El autor juega un poco con esa noción, pero la realidad es que trata de un joven peluquero que trata de sobrevivir su realidad cotidiana.

Tijera Kid 001El protagonista es Lemuel, un chico guapo, que conquista mujeres con facilidad, pero que anda siempre en búsqueda de dinero y, en cierta manera, también busca su norte en la vida. Con capítulos cortos, Ramos nos muestra la vida de Lemuel de a poco, a veces, fuera de orden cronológico. Por ejemplo, al principio Lemuel se enfrasca a los puños con un hombre celoso, pero en el capítulo que le sigue, lo encontramos en la cama con una amante casada, que es clienta de la peluquería donde trabaja el protagonista, un periodo antes de la mencionada pelea. Cada capítulo presenta un pequeño o gran conflicto para el protagonista: a veces será decidir si le habla a una chica en el gimnasio, otras, si ayuda a su mejor amigo en un negocio del bajo mundo. En el transcurso, los lectores vivirán las aventuras, las frustraciones, los peligros y los logros de Lemuel.

Juan Antonio Ramos construye personajes complejos, cuyas acciones sorprenden. Lemuel, en particular, a veces toma malas decisiones para alimentar la frustración de los lectores, que comenzarán a sentir empatía por el personaje. A veces, estas acciones no repercuten en la vida de Lemuel, pero otras tienen consecuencias devastadoras. Esta manera de trabajar la trama le presta un aire de autenticidad a la obra y da la impresión de que todo lo que le ocurre a Lemuel es producto del azar, así como en la vida real.

Con Tijera Kid, Juan Antonio Ramos nos brinda una historia cotidiana que muestra a sus personajes con honestidad. A veces se comportan como verdaderos héroes, dispuestos a enfrentar cualquier injusticia, y en otras ocasiones se comportan como el peor de los villanos. Es una historia que cautiva por su sinceridad y sus sucesos inesperados.

 

Tijera Kid

Juan Antonio Ramos

Ediciones SM, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en abril 3 de 2017.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: La rabia útil de los muertos

Zombis en Borinquen

En la última década, más o menos, la fiebre de los zombis infectó la cultura popular. En la década de los noventa teníamos a los vampiros y en siglo XXI tenemos estos seres más muertos que vivos que apetecen la carne, los sesos en particular, de los humanos vivientes. El tema podría apreciarse como una gran metáfora de lo que es la vida contemporánea ante los sistemas de gobierno y el capitalismo. Esto es lo que hace, exactamente, el puertorriqueño Ángel A. Rivera en su novela La rabia útil de los muertos (Una novela de zombis).

La rabia útil de los muertosLa narración comienza en un futuro no muy lejano desde el punto de vista de un hombre que sobrevivió el Gran Desastre, momento en que una infección viral convirtió en zombis a gran parte de la población de los Estados Unidos y Puerto Rico. Esto causó el colapso de la sociedad. Es un apocalipsis zombi, por así decirlo. Todo lo que se ha visto en la cultura popular acerca de estos monstruos en series y películas; como The Walking DeadNight of the Living Dead y 28 Days Later, sirve como marco de referencia para los lectores e, incluso, para el mismo narrador. Además de esta historia principal, hay una serie de recuentos de noticias sangrientas, como la masacre de Sandy Hook y el asesinato de Luis Vigoreaux, que incorporan el elemento fantástico de los zombis de manera interesante.

Ambas facetas de la novela contienen un grado de humor muy oscuro y, en cierta manera, reflejan la idiosincrasia de la vida contemporánea a manera de sátira. En más de una ocasión, personajes de la política y hechos recientes forman parte de la historia.

Si bien la trama es interesante dentro de su comedia postapocalíptica, a veces la narración en sí se convierte en discursiva. Hay muchas páginas dirigidas a criticar la sociedad, en vez de adelantar la historia. Los diálogos, además, no “suenan” naturales, en muchos casos. A aquellos lectores a los que no les molesten estas cualidades en pos del comentario y la comedia, y que disfruten de este subgénero de la ciencia ficción, se sentirán a gusto con La rabia útil de los muertos 

 

La rabia útil de los muertos

Ángel A. Rivera

Disonancia, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en marzo 26 de 2017.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: Andares

El viaje en palabras

 

La palabra viaje puede tener varios significados, aunque relacionados de alguna manera. Se puede viajar hasta algún lugar de vacaciones o puede irse en un viaje producto de alguna alteración mental. Puedes viajar figurativamente en el tiempo a través de tus recuerdos y, tal vez, algún día sea posible hacerlo literalmente. Los ejemplos anteriores son solo algunos de los viajes que se pueden encontrar en Andares, una antología de cuentos por las autoras Algia M. Ojeda Bigorra, Carol Weigle-Beniamino, Erleen Marshall Luigi, María Dávila y Patricia Schaefer Röder.

AndaresEl volumen contiene veinticinco cuentos de corta extensión, cuyo hilo conductor es viajar, sea de manera figurativa, literal o fantástica. En los cuentos de María Dávila, por ejemplo, se contemplan los viajes astrales, la inmigración y el cruzar la Isla para visitar a una amiga grave por una enfermedad. Los cuentos de Algia Ojeda, por su parte, suelen trabajar más con el sentido figurativo, irse en un viaje, por así decirlo. Sus personajes visitan su propia siquis en búsqueda de soluciones a sus situaciones. En contraste, Carol Weigle-Beniamino presenta dos viajes más alineados con la cotidianidad, uno espiritual y otro de ciencia ficción. Los primeros son acerca de cómo una pareja intenta recrear un viaje de su juventud a Roma y la reticencia de separarse de la valija que ha acompañado a la viajera en sus travesías, respectivamente. El tercero es de una visita al más allá y el último es un viaje en el tiempo, estilo ciencia ficción.

Por su parte, Erleen Marshall utiliza los medios de transportación, como trenes, aviones y hasta cruceros, para ambientar sus cuentos de temas diversos. Finalmente, Patricia Schaefer Röder descubre los sentimientos y añoranzas de sus personajes dentro de viajes que son, a veces, exóticos, otras mundanos.

Los relatos están bien narrados y la prosa de cada autora es precisa y depurada. Algunas de las narraciones se beneficiarían de más tensión dramática y conflictos más definidos para así salir de la anécdota y ser cuentos en propiedad. No obstante, el uso del lenguaje y la variedad de voces y temas muestran la originalidad y la dedicación de estas autoras.

 

 


Andares

Editada por Patricia Schaefer Röder

Ediciones Scriba NYC, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en marzo 19 de 2017.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Reseña: Aidara en el País de las Nubes

Literatura en las nubes

 

Los que pasamos horas dentro de nuestra imaginación lo sabemos: las nubes esconden todo tipo de historia y lugares fantásticos. En ellas se ven dragones, castillos, rostros, animales y cualquier otra cosa que la mente pueda imaginar. Más de una mitología cuenta con una nube como elemento en sus mitos. Por ejemplo, siempre se imagina al paraíso celestial entre las nubes; Zeus, por su parte, era el dios de las nubes, entre otras cosas (como el relámpago). En este escenario tan fértil para la imaginación se desarrolla el libro infantil de la escritora Mayra Santos-Febres, Aidara en el País de las Nubes.

Aidara en el País de las nubesAidara es una niña, residente en el Pueblo de la Gran Montaña, lugar en donde llueve mucho. Un día, juega con su madre en un columpio. Al impulsarse muy fuerte, la madre lanza a los cielos a Aidara, que cae en el País de las Nubes. Allí la niña se encontrará en un mundo en que todo está compuesto por nubes, desde los palacios, hasta los animales. El llanto de una niña, que proviene de un castillo, le llama la atención a Aidara, que posterga su reencuentro con su madre en el Pico de la Gran Montaña para averiguar quién llora. El origen de los lamentos es Nimbo, una princesa que, como dicta la tradición en el País de las Nubes, espera que el príncipe azul la rescate. Nuestra protagonista la convence de que no necesita el rescate de ningún príncipe y salen a rescatar más princesas atrapadas y llorando en sus castillos. Al final, las princesas deciden abandonar sus castillos para divertirse fuera, Aidara regresa a su madre y la lluvia del Pueblo de la Gran Montaña se reduce a niveles aceptables.

Entre sus páginas, la historia de Aidara presenta enseñanzas sutilmente mostradas, sin intento de moralizar. Mayra Santos-Febres logra una narración infantil divertida e imaginativa que invita a sus jóvenes lectores a ser parte de la creación de este mundo de nubes. El texto se presta para desarrollar otras destrezas con la ayuda de una mano guía, que fomente la imaginación. Es capaz de abrir un mundo de posibilidades en las mentes de sus lectores, que querrán pasar más tiempo en el País de las Nubes.

 

Aidara en el País de las Nubes

Mayra Santos-Febres

Ediciones SM, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en marzo 12 de 2017.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share