El duelo de Quevedo

 

Algunas novelas son difíciles de catalogar. Por ejemplo, Muerte súbita, del mexicano Álvaro Enrigue, se basa en un partido de tenis en Roma, en 1599. Los jugadores son el pintor Caravaggio y el poeta Quevedo. Sin embargo, no sería preciso llamarla una novela deportiva. Tampoco es una novela histórica ni filosófica, a pesar de trabajar también con estos dos temas. El propio autor admite, durante el transcurso de la novela, que no sabe de qué es su obra. Tal vez, la clave resida en el ejercicio mental de descifrar el significado de la lectura, casi como pregunta existencial.

Sería un error decir también que la trama de la novela gira en torno al juego de tenis antes mencionado. De hecho, la razón para este partido (realizado a modo de duelo por alguna ofensa ocurrida la noche antes) será un misterio que los lectores deberán averiguar.

A la vez, en la lectura se insertan detalles de diverso tipo: el origen del tenis; el paradero del cabello de la reina inglesa Ana Bolena luego de su decapitación; la conquista de México por Hernán Cortés y su maldición por ese acto; la vida y obra de Caravaggio; el arte en plumas, llamado amatequía; y la contrarreforma católica en el siglo XVI. El hilo narrativo va y viene alrededor de estos temas, que Enrigue logra mantener muy bien atados hasta el final.

A veces es también una novela filosófica y culta; en ocasiones, vulgar y escatológica; en otras, erótica. Con el avance de la lectura, se van resolviendo el partido, el misterio y todos los demás temas que se han entrelazado. A pesar de que todos los hilos narrativos llegan a su conclusión de manera clara, su significado queda en manos del lector. A pesar de ello, no se trata de una experiencia confusa; todo lo contrario: la novela es retadora y satisfactoria. Los lectores engranarán todo en sus mentes hasta llegar a su propia solución.

Muerte súbita

Álvaro Enrigue

Anagrama, 2013

Riverhead Books, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en mayo 29 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 
A %d blogueros les gusta esto: