Las caras del miedo

El miedo y sus consecuencias son temas recurrentes en la literatura. Muchos de los cuentos de hadas folklóricos, como “La Caperucita Roja” o “Hansel y Gretel”, tuvieron como objetivo provocarles miedo a los niños para que se portasen bien (aunque esta iniciativa haya sido un fracaso, si lo analizamos desde los ojos de hoy). Laberintos de miedo, del puertorriqueño Roberto Santiago Ayala, es un libro de cuentos cuyo hilo conductor es el miedo.

Dentro de sus páginas hay trece relatos, cuyos protagonistas deben enfrentar alguna fobia, y dos cuentos cortos, de una página. Los personajes temen a los muertos, el futuro, el sexo, los huracanes, la pobreza y el infierno, entre otros elementos de la vida cotidiana contemporánea. Por medio de un lenguaje simple, los personajes se exponen a situaciones extremas que los obligan a enfrentarse a su particular fobia, en muchos casos con consecuencias graves. El tono de los cuentos parece ser dirigido a una audiencia juvenil, como en “Marranita”, que cuenta de una niña que sufre de anorexia y luego bulimia. En muchas ocasiones, los relatos intentan impartir algún tipo de enseñanza y funcionan como paradojas con un marco en la actualidad. No obstante, los temas no son necesariamente juveniles, como sucede en “Obsesión”, en que el protagonista hace cualquier cosa para evitar la vejez, desde inscribirse en clases de baile hasta preparase un ungüento hecho con desperdicios humanos.

Las situaciones que relatan los cuentos son interesantes, con finales poéticamente justos. Los relatos están bien redactados, sin rodeos y con pocas descripciones. Contienen mucho diálogo, aunque a veces la ausencia de narración suele notarse demasiado, especialmente en las transiciones de una escena a otra. Los Laberintos de miedo, de Roberto Santiago, es un libro de cuentos bien escrito, que explora los miedos humanos de manera sencilla e intenta mostrar las consecuencias de los extremos de comportamiento.

 

 

 

Laberintos del miedo

Roberto Santiago Ayala

Santoreal, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en noviembre 6 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

Poema del malsano

por Pablo Cernuda

Cuando salí de Hato Nuevo

fue en un carrito con bondo

Iba pidiendo a Milongo

(fueron testigos del ruego

mi gallina con sus huevos)

que esperaran mi regreso

y que a pesar del progreso

que en la vida yo lograra

a nadie yo defraudara

ni se me volara el seso

Qué pena la que sentía

cuando la cuesta bajé

y la chorra’e Salomé

de mi mente se escurría.

¡Soy Héctor O’Neill García!,

afirmé con mucho orgullo

y como nunca me juyo

aceleré mi fotingo,

le dije adiós a Domingo

pues cada quien a lo suyo.

No recuerdo como fue,

pero me dieron empleo

y como era mi deseo

me afilié al PNP.

A asambleísta llegué

y de ahí pasé al Senado

y sin mucho desenfado

me hice de la alcaldía,

nunca olvidaré aquel día

cuando me vi allí sentado.

Después en pos de ideales.

Quería ser americano

(yo tenía el pelo cano

Y pensé, somos iguales)

para erradicar los males

que de niño me aquejaron,

pues creo no me enseñaron,

(o yo no aprendí tal vez)

a expresarme en buen inglés

y tanto me acomplejaron

Me entró un deseo malsano

de cambiar mi propia gente

pensé que era prudente

manipular a mi hermano

y comencé a meter mano.

Los rótulos de una vez

cambié de español a inglés,

las barriadas, en mansiones,

cambié en fin mis emociones,

lo hice todo al revés

¡Ay y si estuviera en mis manos

recogerme a buen vivir!

y no tener que sentir

que defraudé a mis hermanos.

me siento como un gusano,

yo de aquí no salgo ileso

aunque tan sólo intereso

volver muy fresco y lirondo

en mi carrito con bondo

sin tener vola’o el seso.

Me enviaron este poema para publicar y me pareció tan bueno que decidí complacer a la persona y compartirlo con ustedes. Usa “Valle de Collores”, de Luis Llorens Torres como inspiración.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.5/10 (2 votes cast)
Share
 

Doña quijotesca

El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha ha inspirado miles de obras literarias; algunas de manera más directas que otras. En Los molinos de doña Elvira, de la puertorriqueña Luccia Reverón, se nota esta influencia cervantina desde el título. Se trata de una “cuenvela”, según la autora. Esta relata las aventuras de doña Elvira durante cuarenta años de vida por medio de una serie de cuentos interconectados.

El libro contiene siete cuentos con doña Elvira como protagonista. La ingenuidad, el idealismo y la determinación de este personaje le brindan cualidades quijotescas. Su Sancho Panza se representa por medio de dos personajes: Pedro, su sobrino, y Eulalia, una amiga. Ambos sirven de voz de la razón, en el caso del primero, y cómplices, en ambos casos, en los diferentes relatos. Los gigantes (o molinos) de Elvira son las corporaciones, los médicos, los políticos y los comerciantes que ella cree que manipulan el mundo en contra de la humanidad. Esto se ve en “El complot”, cuento que vio nacer el personaje, según la biografía de la autora. Elvira enfrentará equivocaciones, aparecidos, indiferencia burocrática y hasta visitará un sanatorio en sus desventuras humorísticas. Además, deberá reconciliarse con sus propios valores a través de las situaciones que visita.

Los cuentos funcionan de manera independiente y se pueden leer por sí solos, aunque los personajes y algunos sucesos son recurrentes. La experiencia de leerlos juntos hace recordar la lectura de los cuentos de Sherlock Holmes, de Conan Doyle, pero sin misterios que resolver: uno conoce los personajes, pero las situaciones son distintas. No obstante, suelen ser un poco predecibles en algunos casos o anticlimáticos en otros. La narración es concisa y clara, en su mayoría, pero los diálogos pueden sonar poco naturales en algunos casos. En resumen, es un trabajo de aciertos y desaciertos, pero con mucho potencial por la construcción del personaje, que me parece muy original: imagine a una doña Quijote en tiempos contemporáneos y tendrá cierta idea de por dónde va la historia. El tiempo dirá si doña Elvira convence a Pablo para otra aventura cotidiana.

Los molinos de doña Elvira

Luccia Reverón

La casa editora de Puerto Rico, 2016

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

Fuente de la juventud futurística

¿Qué sucedería si se desarrollara un medicamento que no solo detuviera el envejecimiento en las personas, sino que lo revirtiera? ¿Todo el mundo tendría acceso a la droga o solo un grupo podría utilizarla? Esta es la premisa principal de la novela Everything belongs to the future, de la escritora y periodista británica Laurie Penny.

La autora describe un mundo en que solo los ricos, las corporaciones y los artistas escogidos tienen el privilegio de vivir indefinidamente en un futuro no muy lejano (2098). Gracias al fix, un medicamento que rejuvenece a quien lo utilice regularmente, existen ancianos de noventa años con apariencia de adolescentes; la humanidad descubrió el secreto de la inmortalidad, por así decirlo. En esta sociedad distópica, la muerte aún existe, por supuesto: los pobres no tienen acceso a la droga y los ricos están expuestos a morir por otras causas no asociadas con la vejez, como un accidente automovilístico, por ejemplo.

Un pequeño grupo de jóvenes artistas pobres que pretenden democratizar el medicamento y la científica que inventó el fix son el centro de la trama. El grupo y la científica, Daisy, se conocen en una fiesta que los artistas infiltran con miras a robarse todo el fix que encuentren para luego distribuirlo libremente. A partir de ese momento, Daisy encuentra una manera de rebelarse contra la empresa que la emplea a través de la ayuda que les prestará a los jóvenes artistas.

Dentro de este marco, se trabajan temas de nuestra sociedad contemporánea, como el acceso a medicamentos que podrían salvarles la vida a millones de personas, pero que se reservan para los que tienen el dinero para comprarlos. Además, toca el tema de los abusos del poder que cometen las divisiones de inteligencia de la Policía.

La premisa del libro es interesante y bien pensada. La trama engancha desde el principio y se mantiene ese mismo interés a lo largo de la lectura. El lado periodístico de la autora está muy presente, por lo que a veces puede darnos la impresión de que leemos un reportaje en vez de una obra narrativa; esta quizá es la mayor debilidad de la novela. A pesar de que no es el primer trabajo publicado de Laurie Penny, sí es su primera novela. En su conjunto, es entretenida, invita a la reflexión y marca un buen comienzo narrativo para la autora.

Everything belongs to the future

Laurie Penny

Tor, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en octubre 23 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.5/10 (2 votes cast)
Share
 

Conejo literato

Decir que Conejo ciego en Surinam, del ecuatoriano Miguel Antonio Chávez, es una historia de amor entre dos vecinos sería simplificar, de manera injusta, la trama de esta novela corta. En esencia, es eso, pero también es un experimento de metaliteratura y de estructura, tanto literaria como física.

Desde la perspectiva de un conejo blanco que habita el patio de dos vecinos, la narración se centra en la relación de dos vecinos: M. y B., un hombre y una mujer, respectivamente. Desde el comienzo se nota la atracción entre ambos personajes, que solo se describen por medio de sus diálogos y las observaciones del conejo. Este, como se dice en el título, quedará ciego más adelante en la historia. El joven M. es un escritor talentoso, pero desconocido aún, mientras que la mujer B. es una argentina que tiene una maestría en Golpes de Estado.

Además de la trama amorosa entre los protagonistas (M. y B), la novela también es una pequeña saga de ciencia ficción, en la que se hace una alegoría al jardín del Edén y se desarrolla una conspiración que involucra asesinatos, espías y organizaciones secretas. El tono de la narración no se toma muy en serio y está llena de referencias a la cultura popular y literaria.

Conejo ciego en Surinam es una novela ocurrente y divertida, cuya resolución parece culminar demasiado rápido. El final deja una impresión inconclusa. No obstante, ha de agradar a los lectores que disfrutan de los juegos literarios entre autor y lector, que se dan, además de lo mencionado, con tipografías diferentes, fotos y gráficas. Es una obra que busca divertir y entretener, a la vez que invita a la reflexión. Además, es una buena muestra de la literatura emergente de Ecuador para aquellos interesados en leer otro tipo de literatura sudamericana.

Conejo ciego en Surinam

Miguel Antonio Chávez

Mondadori, 2014

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en octubre 16 de 2016.

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

El juego de la poesía

Como lo sugiere el término, una de las características de la poesía lúdica es el juego que se da entre el texto y el lector. Esta característica del juego en la poesía es uno de los atractivos del poemario Recuentos y volteretas: antología poética 2006-2015, de la puertorriqueña Mayda Colón.

Como indica el título del libro, el volumen recoge poemas de la autora que se publicaron en sus poemarios Dosis (2006), Prosac (2013) y otros inéditos o que se han publicado en antologías a lo largo de su carrera literaria. Algunos de los poemas parecen recetas médicas, instrucciones de uso o carteleras de teatro, mientras que otros te invitan (¿fuerzan?) a girar el libro, porque el texto está diagramado de distintas formas: a veces, horizontalmente; en otras, de manera invertida; en otras, en forma de figuras geométricas o en espiral…

Entre los poemas destacados por su ingenio, se encuentra “Todo es propaganda”, que juega con lo que la sociedad está dispuesta a aceptarles a las mujeres en diferentes planos. Por ejemplo, la autora escribe: ya sé que una mujer padece locura / si anda por la calle sola y desnuda / y no lo hace posando para un lente de cámara. Otro poema ingenioso es “Trajo el perro a la casa”, que trata de la soledad  y el consuelo luego de una ruptura sentimental. “Receta para una relación masoquista” es lo que su título sugiere: una receta, llena de sarcasmos, sobre cómo mantenerse en una relación abusiva. Finalmente, “La vida me ha llevado a ver las piedras” sorprende por su profundidad y el uso de la metáfora como elemento poético.

En este poemario resalta el valor de los poetas, que con sus palabras exteriorizan aquello que los demás esconderían. En fin, Mayda Colón ofrece una visión honesta, tajante (a veces) y juguetona (en otras). Son destellos de sentimientos que reúnen mucho de lo que significa ser mujer en el siglo XXI.

Recuentos y volteretas: antología poética 2006-2015

Mayda Colón

Ediciones Aguadulce, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en octubre 9 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share
 

Amor y sexo en la tercera edad

Los temas de la sexualidad y el amor en parejas jóvenes son muy populares en la literatura. Sin embargo, los mismos temas pero en la vejez no suelen explorarse con tanta frecuencia. La carne, la nueva novela de la española Rosa Montero, es un intento por remediar esta situación. En ella, conocemos a Soledad Alegre, una mujer que acaba de cumplir sesenta años y recibir la noticia de que su examante se ha casado y espera un bebé de una mujer más joven.

El comienzo de la trama gira alrededor de la contratación de un gigoló por parte de Soledad. Esta quiere lucirlo en una ópera en el Teatro Real de Madrid una vez se entera de que su examante también asistirá a la misma función. La acción se desarrolla alrededor de estos dos personajes, Soledad, y Adam, el gigoló de origen ruso que contrata para la presentación de la ópera. Aunque de entrada la protagonista pretende solo utilizar a Adam para exhibirlo y causarle celos al examante, la intervención del prostituto durante un asalto cambia los planes de Soledad y comienzan una relación sexual, que luego se convertirá en sentimental.

A la par con esto, la protagonista sufre la preocupación de organizar una exposición en la Biblioteca Nacional y debe lidiar con todas las complicaciones que esta organización supone. Se entrelaza entonces el conflicto que le crea a la protagonista la exhibición, llamada Escritores Malditos, y la búsqueda de los escritores que serán los sujetos presentados en la actividad, como Guy de Maupassant, Thomas Mann y María Luisa Bombal, entre muchos otros, que se dan como pequeñas biografías.

La autora Rosa Montero narra una historia de amor que atrapa, sin incurrir en la cursilería. Explora muy bien el tipo de relación poco usual que se suscita entre Soledad y Adam (quien solo tiene treinta y dos años), tanto por la diferencia de edad como por su enamoramiento con un gigoló. Los mismos personajes complican la trama de maneras verosímiles y sorprendentes. Esto suscita interés en saber qué sucederá con cada pasada de página. La autora hasta se incluye como personaje, que es uno de los juegos que mantiene con los lectores en la narración.

La carne es una novela muy entretenida, cuyos temas invitan a la reflexión una vez concluida su lectura.

La carne

Rosa Montero

Alfaguara, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en octubre 2 de 2016. 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

Poesía de El Topo

La canción y la poesía son hermanas literarias. Estas, cuando rayan en lo sublime, pueden evocar pasiones y sentimientos por medio de sus palabras y metáforas. Antonio Cabán Vale, mejor conocido como “El Topo”, es un gigante de nuestro cancionero nacional, pero es también un poeta, como se puede atestiguar en Savia del tiempo. El volumen es una antología que recoge poesía de sus primeros dos poemarios, Un lugar fuera del tiempo (1977) y Penúltima salida (1978), y otras piezas sueltas.

La colosal colección reúne más de sesenta poemas. Los temas, además, son diversos y expresan sentimientos, como el amor romántico y el patrio, la reflexión del arte y el artista, y la contemplación de la naturaleza, entre muchos otros. Cada lector tendrá sus poemas favoritos; los que míos son “El olor sigue fijo”, que es parte del prólogo del poemario y evoca los diferentes sentimientos de una infancia con partes iguales de alegría y miseria. “El verso dice…” es una interesante mirada a sí mismo, pero visto por los ojos de un personaje de su invención. Se trastoca lo que es el autor y el sujeto del poema hasta desdoblarse en los versos y en las mentes de los lectores.

En “El pequeño soliloquio de Mr. Johnny Pérez”, el poeta echa una mirada a los placeres que encontraba en su vida hasta aquel entonces (a sus 37 años) y los que disfruta en esos momentos. Mientras que “Vincent, querido loco” es una mirada de admiración al pintor holandés Vincent van Gogh y a los demonios metafóricos que suelen perseguir a los genios artísticos.

Hay, además, una gran cantidad de poemas de tema patriótico que demuestran un amor incondicional a la tierra que parió al mocano. Esto se ve, sobre todo, en un sinnúmero de estrofas dedicadas a la naturaleza en sus diversas entidades. Es un poemario que debe agradarles no solo a los admiradores del cantante, sino a los amantes de la poesía.

Savia del tiempo

Antonio Cabán Vale

Los libros de la Iguana, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en septiembre 25 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

Discursos intelectuales

Por novena vez, la Universidad del Este publica la revista Ámbito de encuentros, que nuevamente busca fomentar el diálogo intelectual entre la comunidad pública y la docente. Este volumen contiene cuatro artículos académicos, dos reseñas críticas y poesía de Cindy Jiménez-Vera y Servando Echeandía Colón.

El primer artículo, “Optimizing Green Democracy: Hypotheses for Fitting Deliberative Procedures to Environmental Problems”, de Brad Mapes-Martins, explora los métodos democráticos que se pueden utilizar para establecer una política pública que beneficie el medioambiente. Como sugiere el título, está en escrito en inglés y plantea maneras de que una gran mayoría de la población se ponga de acuerdo acerca de cómo actuar ante problemas ambientales (idealmente, antes de que el Planeta se convierta en una bola de fuego debido al cambio climático).

Le sigue “Perspectivas de la vivencia homosexual y el mundo gay”, de José A. González Guardarrama, que ilustra el tema de la aceptación por parte de la sociedad y de sí mismo hacia las personas homosexuales. Se centra en los hombres, aunque sí toca un poco de los problemas que enfrenta la comunidad LGBTT en general. Es un escrito interesante que logra provocar empatía de parte de los lectores hacia la comunidad. La contribución de Ángel L. Durán Quintana se titula “La sociedad de la información: Nuevas tecnologías y brecha digital en las dinámicas socioeconómicas del siglo XXI”; es el tercer artículo de la revista. Trata sobre cómo la sociedad de diferentes países se pueden beneficiar de estar al tanto de los quehaceres de la informática. Por último, “La influencia de la actitud del maestro de Educación Física en la promoción de la aptitud física en el salón de clases”, de Pablo Álvarez, nos brinda un breve recuento de la historia de la Educación Física en Puerto Rico desde los españoles hasta tiempos contemporáneos. Intenta resaltar la importancia de esta materia en la educación de hoy día.

Las reseñas por Myrna Yamil González Crespo y Manuel S. Almeida ilustran la importancia de los textos El evangelio de Makandal y los hacedores de lluvia, de Raúl Guadalupe de Jesus, y La educación como salvación, ¿en tiempos de disolución?, de Rafael Aragunde, respectivamente. Ambas resaltan por qué las lecturas son relevantes, tanto para la comunidad universitaria como para la sociedad.

La poesía de los autores mencionados al principio completa la parte más artística de la revista, dentro de un marco de problemas y preocupaciones del mundo contemporáneo.

Este tipo de discurso intelectual de parte de una institución educativa es esencial para toda sociedad. La labor e iniciativa de los editores y la universidad demuestra el compromiso que tienen con la comunidad en que viven. Es un comportamiento que más instituciones educativas deberían emular.

 

Ámbito de encuentros

Volumen 9, Número 1

Universidad del Este, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en septiembre 11 de 2016.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

Cuentos para refrescar la memoria nacional

En estos días previos a las elecciones, en que el futuro político de Puerto Rico cobra fuerza y el tema del estatus se intensifica, llega a nosotros el libro Hijas de la libertad, de la escritora puertorriqueña Yolanda Arroyo Pizarro. Esta lectura, casi necesaria, nos hace recordar otros momentos semejantes en nuestra historia.

El volumen presenta tres cuentos con un hilo en común: sus personajes son mujeres involucradas en la lucha por la liberación de Puerto Rico bajo el yugo colonial. El primer cuento, “Calle Aurora, Domingo de Ramos”, trata sobre la Masacre de Ponce en 1937. Contado desde el punto de vista de una niña capaz de ver los espíritus de los muertos, la trama gira en torno a los días antes, durante y después de que tropas al mando del general Winship dispararan a una multitud de nacionalistas un Domingo de Ramos. La masacre dejó 19 muertos y otras cien personas heridas.

Le sigue “La paciente Jota”, narrada desde el punto de vista de un profesor de Literatura que recibe una carta. En la misiva se presenta información reveladora relacionada con la muerte de la poeta Julia de Burgos. Es una narración al estilo de la “historia trocada”, en la que la autora juega con los eventos que pudieron haber causado un hecho histórico. El resultado no cambia, pero provee una mirada especulativa al porqué del estado de nuestra poeta nacional en sus últimos días.

Por último, “Abanderadas” narra la historia del bombardeo aéreo de Jayuya por parte de las fuerzas armadas estadounidenses en 1950, que buscaban detener la insurrección nacionalista en esa región de la Isla. La protagonista es hija de un comerciante estadista que logra sobrevivir al ataque de los norteamericanos en su pueblo natal.

Aunque los tres relatos son producto de la ficción, todos se basan en hechos históricos que merecen la pena recordarse. Es este tipo de libro el que ayuda a desmentir el mito del puertorriqueño sumiso ante la tiranía.

 

Hijas de la libertad

Yolanda Arroyo

Trabalis Editores, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en septiembre 4 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share