Aclaraciones y ¿reseñas?

Bueno, creo que debo aclarar que, aunque fui al médico, estoy bastante bien de salud. Sólo fui porque tenía una infección de garganta. De todas formas, agradezco a los que me desearon una pronta recuperación.

Pasé el sábado en Aibonito, donde asistí a la boda de mi primo. Como siempre se me olvida algo, podrán descifrar qué al notar la ausencia de fotos. Se me quedó la cámara. Aun así, tomé varias fotos con las cámaras de los demás, así que cuando mis tías me las envíen, las pondré aquí. La ceremonia duró exactamente una hora (creo que el cura le ha tomado el tiempo hasta a los chistes que dice) y después fuimos a la recepción. Casi parecía una competencia de baile… hasta yo bailé (cosa que no sucede a menudo). Me alegró ver a mis tías tan contentas. Los mariachis significaron mi cue para irme, así que me despedí y desaparecí. Los novios iban a pasar su luna de miel en el Nuevo Paraíso Puertorriqueño: Orlando, Florida (porque estoy convencido que cuando los puertorriqueños llegamos adonde San Pedro, éste nos envía allí). Estoy seguro que la pasaron bien y les deseo suerte.

El domingo fue mi noche de teatro. Vi Los juicios de Oscar Wilde en el teatro Coribantes. Trata de los sufrimientos del reconocido autor irlandés simplemente por ser homosexual en Inglaterra a finales del siglo XIX. Me pareció bien lograda y un cambio refrescante de las usuales comedias chabacanas que dicen ser obras de teatro. Me estuvo interesante el hecho que, al finalizar la obra, proyectaran el certamen de Miss Universo. Me quedé como media hora disfrutando del segundo espectáculo de la noche. Y lo digo por la audiencia. Fue como ver los partidos de la Copa Mundial de Brasil en Bossa Nova. Si me gustaran estos certámenes, ése sería el tipo de ambiente para verlos. Se pasa así de bien.

Como no me interesaba ver a cincuentitantas mujeres decir que traerían la paz mundial de ser coronadas soberanas de la belleza, fui a Taller Ce para ver el Teatro Breve. Casi todos los domingos, a partir de las 9:00 p.m., presentan pequeñas obras (en inglés, se llamarían sketches) muy bien actuadas y bastante cómicas. Es un humor más sofisticado, que no acude a la comedia física ni de doble sentido para generar risa. Hubo una sesión de stand-up y un trivia con premios. Les recomiendo que pasen a verlo, si tienen la oportunidad (me consta que mañana están de vacaciones, pero regresan el domingo próximo).

Esta noche iré a Área en Caguas para ver “El afinador”. Luego les contaré cómo me fue.

También tengo pendiente la quinta parte de “Cuatro pies al margen”. Espero tenerla para el fin de semana que viene.

Hasta entonces…

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share