En el lado correcto de la historia

El pasado viernes, 20 de marzo, el gobierno de Puerto Rico decidió no defender una ley inconstitucional que se encuentra en nuestra constitución. La ley declara que el matrimonio debería ser entre un hombre y una mujer. Sin embargo, el Gobierno federal apunta a que en su jurisdicción se reconozca los matrimonios del mismo sexo. Algunos estados de esa nación han aceptado esa decisión y unos pocos la combaten. En otras palabras, algunos estados, y ahora un territorio, han decidido respetarle un derecho humano básico a un sector de la ciudadanía, mientras otros desearían suprimirlos. Le falta carácter a la manera en que el Gobierno ha decidido respetar el derecho al matrimonio a personas del mismo sexo, pero el resultado vale más que el método, en este caso.

 

Como era de esperarse, algunos religiosos han sido críticos de la acción del pasado  viernes. El arzobispo de San Juan ha declarado que se negará a celebrar matrimonios tradicionales, entre hombre y mujer, y predicadores, como Wanda Rolón, han predicho que la Isla sufrirá un desastre a causa de lo que ocurrió el viernes. Están en todo su derecho de expresarse, al igual que tienen el derecho de no casar a estas parejas en su iglesia. Por buena fortuna, tampoco tienen el derecho a dictar qué sucede fuera de sus respectivas iglesias ni representan legalmente a la ciudadanía.

 

Los funcionarios del Gobierno, sin embargo, sí tienen el deber de defender y hacer valer los derechos de toda la ciudadanía. Es una pena entonces que el Partido Nuevo (dudosamente) Progresista haya escogido estar en contra de que en Puerto Rico se reconozcan los matrimonios de personas del mismo sexo. Son funcionarios que públicamente han rehusado sus deberes como representantes de sus constituyentes. Sucede que un legislador, sea representante de la Cámara o senador, tiene el deber de representarnos a todos, sin importar que sea de otro partido, otra religión u otra preferencia sexual. En este asunto, ellos no pueden escoger. Podrán, en su interior, creer lo que quieran, pero su función como servidores públicos es representar a sus constituyentes. De lo contrario, deberían ser relevados de sus cargos de inmediato. Se podría discutir que también representan los intereses de los religiosos que están en contra del matrimonio entre parejas del mismo sexo, lo cual es cierto. Deben velar por su derecho a expresión, a la educación y a la seguridad, pero no tienen derecho a oprimir a otro sector de la ciudadanía. Ninguna iglesia sufrirá porque dos hombres se casen y vivan juntos, y el arzobispo de San Juan no convulsará porque dos mujeres se cobijen bajo el matrimonio. Los derechos del sector religioso no se han violado. No puede decirse lo mismo de los derechos de las parejas del mismo sexo.

 

La separación de Iglesia y Estado existe, entre otras razones, para prevenir que los intereses religiosos obren en contra del bien de la ciudadanía. Ha habido líderes religiosos a favor de la esclavitud, de la Inquisición, del nazismo, del terrorismo, del apartheid y un sinnúmero de atrocidades que van en contra de los derechos humanos. El viernes pasado el estado decidió reconocerle los derechos a un sector de la ciudadanía, sin importarle la opinión de un sector que desearía reprimírsela. Hay mucho que criticarle a este gobierno, pero esto se le aplaude. En el futuro, cuando nuestras nietos nacidos de vientres alquilados lean esta página de la historia, condenarán a aquellos que se opusieron a reconocerles los derechos humanos a sus abuelos, así como hoy condenamos a los que se oponían a los matrimonios interraciales, al sufragio de las mujeres y a la liberación de los esclavos. Se siente bien estar del lado correcto de esta historia. 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share

Podcasts

Hace unos meses que me ha surgido un entusiasmo por escuchar podcasts.

Entre mis favoritos están:

Masacote con Chente Ydrach que me sorprendió por lo interesante que son las entrevistas. Chente inculca candidez en sus entrevistados, tal vez por su actitud casual, y produce unas charlas muy entretenidas y reveladoras.

Cinemánico con Mario Alegre, Gabriel Sánchez y Ezequiel Rodríguez. Tres personas que saben mucho más de cine de lo que yo vaya a aprender, creo. Sin embargo, la conversación que se da entre ellos me permite apreciar las películas de otra manera. Si tan solo supiera la mitad de los términos que utilizan…

Distraction Pieces con Scroobius Pip. Entrevistas con todo tipo de personas (británicas, mayormente), desde artistas como Simon Pegg y Nick Frost, hasta escritores como Warren Ellis y Alan Moore. Bastante interesante y ameno, pero interrumpe a sus entrevistados demasiado, a veces.

BBC World Book Club. Entrevistas con autores, algunas grabadas años antes (hay una con Albert Camús, por ejemplo). Hay dos cosas que no me gustan:

1. que los autores leen de sus obras, lo cual me parece aburrido a veces. Depende del autor y cómo lea.

2. a veces la voz del autor no concuerda con lo que me imaginaba que era. Igual, depende del autor y su voz.

History of the Crusades. Siglos de historia en podcast. Muy interesante.

 

Si tienen sugerencias, déjenlas en los comentarios.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share

Solidaridad ante el IVA

El gobierno ha decidido que la manera más eficaz de salir de sus problemas financieros es a través de un nuevo impuesto a los ciudadanos. Se llama Impuesto al Valor Agregado (IVA) y pretende cobrar un 16% a los bienes que se compran en el país, con algunas excepciones, como la comida sin procesar y los medicamentos.  La estrategia para convencer al pueblo ha sido patética: en vez de traer argumentos sólidos para discusión, solo pregona que será de beneficio para los ciudadanos, sin explicar cómo ni por qué. Inclusive, no son capaces de ofrecer un argumento sólido a favor en los tres anuncios que han transmitido, en que el narrador convence a los ciudadanos de que les será beneficioso solo porque él lo dice. Es un tipo de Jedi mind trick que fue cómico en Star Wars, pero absurdo en la vida real. El problema de nuestro gobierno no es solo que no tiene dinero, sino que malgasta el que recauda. Habla de una reforma contributiva, pero no hay indicio de una operacional. Sería como darle una tarjeta de crédito nueva a un jugador de apuestas habitual, para que siga apostando y de esa manera salir de las deudas.

En gran mayoría, el pueblo se ha opuesto a esta medida. Ya se han activado varios sectores para protestar la medida con la esperanza de que se cuelgue en el Senado o la Cámara de Representantes. Claro, como en las elecciones pasadas le dimos control absoluto al partido en poder actualmente, el asunto se ve difícil. Pero aún, la misma ciudadanía comienza a dividirse. Ya hay sectores como los de la educación privada, los libreros y los médicos que han pedido que se les exima del IVA por lo que ya aportan a la sociedad. Es preocupante porque muestra una falta de solidaridad y un egoísmo innato en nuestra sociedad colonial. 

Hay que mostrar un frente solidario ante este nuevo impuesto. El gobierno ha mostrado que no tiene argumentos sólidos para defender su posición. Por tanto, hay que debatirlo de esa manera, como un frente conjunto que rechaza que los ciudadanos continúen pagando las prendas de políticos y funcionarios ineptos y corruptos, que son los únicos mantenidos por la ciudadanía puertorriqueña. El mesero, la doctora, la abogada y el cajero tienen la misma razón que tienen el librero, los colegios, las universidades y los médicos para protestar que se les aplique otro impuesto más. Estamos hartos de mantener a un gobierno que lleva décadas pidiendo más dinero sin ofrecer ningún tipo de servicio.

El gobierno necesita más dinero para continuar su fiesta a costa nuestra pidiendo una propina de 16% por servicio pésimo. Es hora de unirnos y apagarles las luces.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
Share

El nuevo año

El 2015 comienza oficialmente hoy para mí luego de una larga y necesaria vacación. Como estuve de viaje, en realidad no tomé tiempo para reflexionar acerca del 2014 y planificar para este. Me doy cuenta de que abandoné esta página durante un año, y será una de las modificaciones para esta vuelta al sol.
Hubo muchos ajustes durante el año que pasó, como la llegada de mi hija y nuevos retos, que han causado cambios en el día a día. El tiempo es un recurso con muchos límites y es demasiado fácil descuidarlo. Así que la meta para 2015 es utilizarlo de manera más eficiente.
Llevo un año escribiendo una nueva novela y, como todas, ha presentado una serie de retos únicos, algunos impuestos por mí, que no logro superar aún. En parte, la respuesta reside en que hay que dedicarle tiempo exclusivo a la obra, sin otras distracciones. Parecería obvio, pero la distracción sabe disfrazarse: a veces se hace pasar por investigación o alguna lectura adicional que piensas necesaria, y se convierte en descartar lo ya escrito y comenzar de cero. En este proyecto, por ejemplo, he cambiado la estructura dos veces y espero haber encontrado la que busco.
La trama a veces le da con salir de sus cabales y convertirse en otra cosa, muchas veces a causa de algo que ves o lees e inspira otro rumbo, no siempre para bien. En parte, uno de los grandes retos de escribir una novela es escoger qué utilizar entre opciones infinitas, ya que es un género que admite de todo. Un sano juicio es necesario en todo, al parecer.
Y así comienzo el 2015 pensando en el proceso y tratando de impedir que la faceta de industria me distraiga.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
Share

La situación del libro de Puerto Rico en 2013

En 2013 la palabra clave para la literatura puertorriqueña fue autogestión. Más escritores han optado por publicar por sí mismos, en vez de a través de una casa editorial. Varios factores han contribuido a que sea así. En primer lugar, hoy día es facilísimo publicar por cuenta propia, gracias a servicios como Createspace, Smashwords y Kindle Direct de Amazon. Las herramientas están al alcance de los escritores. El otro factor que ha contribuido a la autogestión es la escasez de casas editoriales que publiquen literatura. Las grandes extranjeras se marcharon, se especializan en literatura infantil y juvenil o publican solo libros de textos, mientras que las pequeñas, en la gran mayoría de los casos, solo publican y distribuyen cobrándoles a los autores, no editan. La autopublicación, entonces, se convierte en necesidad para quien quiera publicar.

Imagen de fotolibre.org
Imagen de fotolibre.org

Sin embargo, así como las herramientas ayudan, también permiten una escala de calidad algo caótica. Hay quienes contratan editores, correctores y artistas gráficos para producir libros de calidad, mientras otros omiten estos elementos, sea por ignorancia o por orgullo, y es imposible esconder este tipo de falla. No obstante, la calidad es una variante normal en este tipo de proceso en el que cualquiera puede publicar.

Otro obstáculo para la literatura, al momento, es la distribución. Hay pocas librerías y fuera del área metro son casi inexistentes. Conseguir una compañía que distribuya también es difícil. Los autores se ven forzados a visitar cada librería para distribuir, entregar y cobrar sus libros. Si la distribución es difícil, peor es cobrar, en muchos casos. Se gasta demasiado tiempo en gestiones de cobro: tiempo que podría utilizarse para escribir más. Uno de los beneficios de servicios como Createspace es que la distribución se lleva a cabo a través de Amazon, tanto digital como física, a costos razonables que solo se cobran luego de vender un ejemplar.

Poco a poco, más escritores se dejan convencer por la autopublicación. Según continúe esta tendencia, más mejorará la situación en general. Nuestro único límite será nosotros mismos.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
Share

Chistes kafkianos

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Análisis de las elecciones 2012 en Puerto Rico

Este año eleccionario promete ser muy interesante debido a varios factores que no se habían visto antes en Puerto Rico. Hay seis partidos políticos, una consulta de estatus y, gracias a las redes sociales, nuevas maneras de hacer campañas y denunciar irregularidades. A pesar de tener tanta información fácilmente accesible, podemos contar con la triste realidad de que los electores escogerán sin mucho análisis a los candidatos y sus partidos. Votar se convierte en un acto de fe, con más o menos los mismos resultados que orar. Intento, entonces, presentar mi análisis de los candidatos a la gobernación de Puerto Rico. En entregas próximas, reseñaré los candidatos a la legislatura, de las alcaldía de San Juan y las opciones de la consulta de estatus.

Candidatos para Gobernador: Luis Fortuño – Partido Nuevo Progresista

El candidato titular que ha estado a cargo de administrar el País durante este cuatrienio. Posiblemente, sea juzgado como la peor administración que haya sufrido Puerto Rico. Entre sus primeras acciones al entrar al poder fue declarar una emergencia fiscal y crear la Ley 7, que le permitió despedir a más de 30.000 empleados públicos durante una crisis financiera. Además, estuvo a cargo del cuerpo de Policía que arremetió a macanazos y gas pimienta contra los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico y los ciudadanos que protestaron en el Capitolio porque el presidente del Senado había cerrado el acceso público a esa asamblea. También censuró varios libros de autores puertorriqueños y latinoamericanos, como Aura, de Carlos Fuentes, y Reunión de espejos, una antología de cuentos puertorriqueños. Sus secretarios de Salud y de Justicia renunciaron al poco tiempo de ejercer sus cargos, intentó acabar con los terrenos protegidos del corredor del noreste y comenzó el proceso de desahucio de terrenos para construir el Gasoducto. Todo esto sucedió en el primer año y medio de su gobernación. Luego de estos sucesos, hemos tenido que sufrir la cifra más alta de asesinatos en nuestra historia, crímenes rampantes en plena luz del día, la indiferencia de los funcionarios gubernamentales (“such is life”) y el gobierno más inepto e ineficiente de nuestra historia. Aún en plena crisis financiera, los miles de millones otorgados por el gobierno federal bajo el nombre de fondos ARRA fueron desperdiciados de diferentes maneras, mientras que la infraestructura del País no se benefició de ninguna mejora. Solo ahora, en un año eleccionario, es que han decidido tapar los boquetes en las carreteras de manera temporera, ya que de aquí a cuatro años tendrán que rellenarlos otra vez. Uno pensaría que este candidato no tendría oportunidad alguna de salir reelecto, luego de escuchar estos sucesos que no incluyen las atrocidades de parte de la legislatura. Por un tiempo, algunos de los mismos seguidores del partido rechazaban haber votado por él o lo admitían resignados ante su mala decisión. Hubo un momento en que el partido de mayor oposición podía postular el ataúd de Muñoz Marín, su máximo líder, como candidato opositor a la gobernación y habría ganado cómodamente. La campaña del PNP ha sido un ejercicio en absurdidad o, tal vez, un truco mental jedi. Se han atrevido a preguntarles a sus ciudadanos que si hace cuatro años estaban mejor que hoy. Si no incluyes aquellos que se han lucrado personalmente de que este gobierno esté en poder (como los contratistas, asesores, ingenieros y planificadores del Gasoducto), la respuesta que recibirás es un NO definitivo. La manera de ser de este partido es muy preocupante y disfraza el fascismo con una capa de democracia. Los representantes del PNP mudaron personas, obtuvieron votos de personas muertas y vaciaron listas en sus primarias. Esas acciones fueron para elegirse entre ellos mismos, así que uno puede esperar qué tipo de truco utilizarán para quedarse en poder.

El PNP no es el único dueño de la ineptitud. Ante un partido como el PNP, que ha intentado limitarles derechos a sus ciudadanos, les ha negado y ha legislado en contra de los derechos del sector homosexual y ha abusado físicamente de estudiantes y pobres, el PPD logró lo que nadie pensaba posible: un candidato que podría ser peor que Fortuño.

Alejandro García Padilla – Partido Popular Democrático

El ataúd de Muñoz Marín al menos tiene más presencia que García Padilla. El PPD decidió lanzar a un candidato que luce bien, pero luego de escucharlo por cinco minutos sabes que solo ha memorizado todas sus palabras. Es una marioneta del partido, sin voz propia ni convicciones. Para colmo, sus titiriteros han escogido ser lo más semejante posible al gobernador de turno. Fortuño está en contra del matrimonio homosexual y él también, el gobernador quería eliminarles derechos a los ciudadanos y él también, y así por el estilo. Su discurso es el mismo: mano dura contra el crimen, más empleos, reducción en la cuenta de electricidad. Ah, y sus “ideas”, que menciona con un rostro desquiciado, como si en realidad tuviera alguna. Se suponía que la campaña del PPD fuese sencilla: solo tenía que ser el opuesto de Fortuño. Metieron la pata de todas formas. El director de la campaña de García Padilla tenía la labor más fácil en este año de elecciones, pero logró lo que se pensaba imposible: ha echado a perder la candidatura. Cada decisión que se ha tomado en esta campaña solo ha perjudicado al PPD. Si esconden a García Padilla es malo y si lo sacan al público es peor. No debe sorprenderle a nadie, sin embargo. La ineptitud en el País de parte del Gobierno no se limita a los últimos cuatro años. Como dijo alguna vez un conductor de la Autoridad  Metropolitana de Autobuses, “no sé por qué se sorprenden, si esto nunca ha funcionado”. Si esta elección fuera entre estos dos partidos únicamente, sería difícil decidir cuál sería peor. Por suerte, hay cuatro partidos más, no que a nadie le interese votar por los mejores candidatos.

Juan Dalmau – Partido Independentista Puertorriqueño

El partido que a todo el mundo le encanta odiar. Durante los últimos cuarenta y cuatro años, el PIP ha ofrecido el mejor candidato en todas las contiendas. En 2008, cuando la crisis financiera estaba su apogeo, el candidato del PIP era un economista que ganó todos los debates y tenía las mejores propuestas de gobierno. El pueblo no lo consideró, a pesar de que muchos admitían que era el mejor candidato. Si hay algún partido que representa cambio, es el PIP. Es demasiado cambio para la tolerancia del puertorriqueño. La independencia de Puerto Rico requeriría un compromiso social que el boricua promedio no está dispuesto a realizar. Tal vez es miedo al cambio o un síndrome mental del colonizado. La realidad es que a lo más que puede aspirar Dalmau es a que el partido quede inscrito luego de los comicios, lo cual sería una victoria pírrica. Si suficientes personas votan por el PIP, podríamos evitar una mayoría absoluta de parte de uno de los partidos más grandes. Con ese tipo de participación de otro sector de la población, los cambios que se han hecho al nuestras leyes, derechos y Tribunal Supremo habrían sido rechazados. Sin embargo, como el electorado realmente no sabe cómo funciona su propio gobierno, votar por el PIP no le resulta como una opción viable. Peor aún, el partido deja perder sus seguidores al prácticamente desaparecer luego de cada elección, solo para regresar como el ave fénix poco antes de las elecciones.

Rafael Bernabe – Partido del Pueblo Trabajador

El profesor Bernabe ha militado por las mismas causas por las cuales ha luchado el PIP desde siempre. Muy bien podría ser un candidato por ese partido. Sin embargo, ha escogido una plataforma de gobierno que no contempla el estatus de la Isla, bajo la premisa de que la gente no vota por el PIP, aunque tenga las mejores propuestas y candidatos, porque teme a la independencia. Sin embargo, algunas de las propuestas sugeridas por el PPT resultan demasiado radicales para el electorado. Aunque legalizar la marihuana es una de las medidas más eficazes que podemos tomar para disminuir la violencia por el trasiego de drogas, el pueblo es demasiado conservador como para apostar por esa posible solución. Bernabe ha prometido continuar con sus labores políticas luego de las elecciones, sin importar qué suceda. Será interesante ver qué sucederá después de estos comicios y si el partido podrá lograr mantenerse unido luego de los resultados.

Arturo Hernández – Movimiento Unión Soberanista

El MUS comenzó como un movimiento que reunía mucha gente inteligente que pregonaba la soberanía, un tipo de independencia “light”. Es otro partido que busca apartarse del estigma de la independencia que el pueblo tanto teme. Sin embargo, en algún momento del año pasado implosionó. Uno de los fundadores, Ángel Collado Schwarz, renunció al partido misteriosamente y el momentum que había adquirido el partido desapareció de repente. El primer candidato que el partido postuló, Dr. Vázquez Quintana, nunca fue muy simpático para el pueblo y renunció luego del primer debate, en el cual Bernabe, del PPT, le quitó el poco impulso que le quedaba. Arturo Hernández resulta ser un candidato mucho mejor, pero su entrada tardía en el ruedo político no le ayudará. El MUS parece ser el partido de los llamados Babyboomers, personas que nacieron poco después del final de la segunda guerra mundial. También sería un beneficio si quedaran inscritos y participaran en el próximo gobierno de manera activa, al igual que el PIP y el PPT.

Rogelio Figueroa – Puertorriqueños por Puerto Rico

Cada vez que veo que Rogelio tiene seguidores, me sorprendo. No son muchos, pero existen. El PPR se postula como el partido ambiental o “verde” que promete arreglar los problemas del ambiente de alguna manera. ¿Cómo? Solo Rogelio sabe y lo revelará si gana la gobernación. El lío que sufrió el partido al inscribirse le ha costado bastante credibilidad con el electorado. Los chistes de los muertos votantes abundan en la calle y su desempeño en el último debate ha dado de qué reír.

Resumen:

El pueblo tendrá la opción de escoger entre seis candidatos. 50% de ellos serían excelentes opciones para gobernar el País (PIP, PPT y MUS). La otra mitad sería más de lo mismo o peor (PNP, PPD y PPR). Si se tratara de lanzar una moneda al aire, me sentiría más relajado acerca de cuál sería el resultado.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Share

Deporte nacional

A cada rato se escucha alguien decir que el deporte nacional de Puerto Rico es la política. Este supuesto peritaje es inexistente: una gran cantidad de los votantes no saben cómo es que se pasa una ley ni la diferencia entre el Senado y la Cámara de representantes. La gran mayoría somos tan expertos en política como somos expertos en fútbol. Vemos los juegos del Real Madrid y el Barça, pero no entendemos la regla de la posición adelantada ni por qué pasar el balón hacia atrás puede ser una buena idea, en ocasiones. Nos sucede igual cada cuatro años, solo que el “clásico” es el día de las elecciones, mientras que los debates actúan como cuartos y semifinales. El resto del cuatrienio es nuestra temporada regular.

Sin embargo, el puertorriqueño promedio no se involucra en la política hasta que es hora de votar. No hay voluntad para escribirles a nuestros legisladores para que mejoren nuestras carreteras, recojan la basura y hagan algo por nuestra seguridad. Tal vez escuchamos en la radio las declaraciones del funcionario de turno mientras reacciona hacia alguna controversia o acusación, pero no levantamos un dedo en protesta.

Al igual que uno no podría decir que es aficionado del baloncesto o la pelota si solo toca una bola o un bate una vez al año, tampoco puede echárselas de analista político, si lo único que hace es depositar una papeleta en la urna sin saber quiénes son la mayoría de los candidatos por los cuales votó.  La gente elige políticos porque el nombre le suena y no sabe quiénes son, comportamiento que resuelve el misterio de cómo Jorge de Castro Font salió electo en las últimas elecciones.

El voto es parte importante de una democracia, pero el ciudadano también debe poner de su parte a la hora de escoger. Es cierto que nuestra memoria colectiva es corta, pero hoy día no hay excusas. En menos de cinco minutos puedes hacer una búsqueda en Internet y saber los datos más importantes de los candidatos. Si escogemos al candidato equivocado otra vez, será por vagancia e ignorancia. La amargura de la medicina será nuestro castigo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.8/10 (4 votes cast)
Share

Pausa

Debido a una pérdida muy dolorosa y triste, es probable que no haya muchas entradas nuevas en el futuro cercano. Cuando esté listo para hacerlo, retomaré la producción acá. Por el momento, busco espacio y tiempo para asimilar este golpe.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Los políticos y sus mentiras

Hace unos minutos, en el programa “Los secretarios” en WKAQ 580, se discutía acerca de la legalización de la marihuana. Uno de los panelistas, el señor Omar Negrón, secretario del PNP, declaró que en Jamaica, cuyo índice de asesinatos es mayor que el de Puerto Rico, la marihuana es legal. Lo malo de este tipo de comentario es que no informa bien a la gente. El crimen en Jamaica sí es rampante, pero las drogas son ilegales allí también. Adjunto un enlace a la página del Departamento de Estado de EEUU:

Possession or use of marijuana or other illicit drugs is illegal in Jamaica.

Además, las drogas no parecen ser la razón principal por la mayoría de los asesinatos en el país:

In other words, 69 per cent of the murders occur quite possibly because “man diss man”, a girlfriend was “borrowed” or an uncle in the 1980s murdered one’s father, and long-term, generational reprisals are on.

Read more: http://www.jamaicaobserver.com/columns/Why-has-Jamaica-s-crime-rate-fallen_8329778#ixzz1ypmFPR8T

La legalización de las drogas es un tema serio que se analiza mundialmente hoy día. La cantidad de dinero que generan las pandillas de narcotraficantes es asombrosa y se puede comparar con el ingreso de países pequeños. Ahora mismo en Uruguay, el presidente de esa nación ha anunciado planes para legalizar esa droga. Se presume que sería un golpe serio a las narco pandillas, ya que figura ser el ingreso principal de estas organizaciones.

Comprendo que existe miedo en la legalización a que todo el mundo se convierta en un adicto de la noche a la mañana. Sin embargo, es un tema del cual se debe discutir seriamente. La política hacia las drogas en los últimos cuarenta años ha sido un fracaso y las iniciativas que se sugieren solo son más de lo mismo.

El comentario absurdo del señor Negrón es irresponsable y diseñado para difundir miedo en la gente. Tal vez, diez años atrás, le habría tomado el pelo a la mayoría de la gente. Pero estamos en el siglo XXI y podemos verificar datos y hechos con solo tocar la pantalla de nuestros teléfonos. No hay razón para quedarse ignorante por más de cinco minutos de ningún tema. Solo nos toca a nosotros hacer el mínimo esfuerzo para informarnos. No pienso dejar a ninguno de estos que fingen ser líderes engañarme. Te animo a defenderte contra los engaños también. Cuestiona todo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
Share