Análisis de las elecciones 2012 en Puerto Rico

Este año eleccionario promete ser muy interesante debido a varios factores que no se habían visto antes en Puerto Rico. Hay seis partidos políticos, una consulta de estatus y, gracias a las redes sociales, nuevas maneras de hacer campañas y denunciar irregularidades. A pesar de tener tanta información fácilmente accesible, podemos contar con la triste realidad de que los electores escogerán sin mucho análisis a los candidatos y sus partidos. Votar se convierte en un acto de fe, con más o menos los mismos resultados que orar. Intento, entonces, presentar mi análisis de los candidatos a la gobernación de Puerto Rico. En entregas próximas, reseñaré los candidatos a la legislatura, de las alcaldía de San Juan y las opciones de la consulta de estatus.

Candidatos para Gobernador: Luis Fortuño – Partido Nuevo Progresista

El candidato titular que ha estado a cargo de administrar el País durante este cuatrienio. Posiblemente, sea juzgado como la peor administración que haya sufrido Puerto Rico. Entre sus primeras acciones al entrar al poder fue declarar una emergencia fiscal y crear la Ley 7, que le permitió despedir a más de 30.000 empleados públicos durante una crisis financiera. Además, estuvo a cargo del cuerpo de Policía que arremetió a macanazos y gas pimienta contra los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico y los ciudadanos que protestaron en el Capitolio porque el presidente del Senado había cerrado el acceso público a esa asamblea. También censuró varios libros de autores puertorriqueños y latinoamericanos, como Aura, de Carlos Fuentes, y Reunión de espejos, una antología de cuentos puertorriqueños. Sus secretarios de Salud y de Justicia renunciaron al poco tiempo de ejercer sus cargos, intentó acabar con los terrenos protegidos del corredor del noreste y comenzó el proceso de desahucio de terrenos para construir el Gasoducto. Todo esto sucedió en el primer año y medio de su gobernación. Luego de estos sucesos, hemos tenido que sufrir la cifra más alta de asesinatos en nuestra historia, crímenes rampantes en plena luz del día, la indiferencia de los funcionarios gubernamentales (“such is life”) y el gobierno más inepto e ineficiente de nuestra historia. Aún en plena crisis financiera, los miles de millones otorgados por el gobierno federal bajo el nombre de fondos ARRA fueron desperdiciados de diferentes maneras, mientras que la infraestructura del País no se benefició de ninguna mejora. Solo ahora, en un año eleccionario, es que han decidido tapar los boquetes en las carreteras de manera temporera, ya que de aquí a cuatro años tendrán que rellenarlos otra vez. Uno pensaría que este candidato no tendría oportunidad alguna de salir reelecto, luego de escuchar estos sucesos que no incluyen las atrocidades de parte de la legislatura. Por un tiempo, algunos de los mismos seguidores del partido rechazaban haber votado por él o lo admitían resignados ante su mala decisión. Hubo un momento en que el partido de mayor oposición podía postular el ataúd de Muñoz Marín, su máximo líder, como candidato opositor a la gobernación y habría ganado cómodamente. La campaña del PNP ha sido un ejercicio en absurdidad o, tal vez, un truco mental jedi. Se han atrevido a preguntarles a sus ciudadanos que si hace cuatro años estaban mejor que hoy. Si no incluyes aquellos que se han lucrado personalmente de que este gobierno esté en poder (como los contratistas, asesores, ingenieros y planificadores del Gasoducto), la respuesta que recibirás es un NO definitivo. La manera de ser de este partido es muy preocupante y disfraza el fascismo con una capa de democracia. Los representantes del PNP mudaron personas, obtuvieron votos de personas muertas y vaciaron listas en sus primarias. Esas acciones fueron para elegirse entre ellos mismos, así que uno puede esperar qué tipo de truco utilizarán para quedarse en poder.

El PNP no es el único dueño de la ineptitud. Ante un partido como el PNP, que ha intentado limitarles derechos a sus ciudadanos, les ha negado y ha legislado en contra de los derechos del sector homosexual y ha abusado físicamente de estudiantes y pobres, el PPD logró lo que nadie pensaba posible: un candidato que podría ser peor que Fortuño.

Alejandro García Padilla – Partido Popular Democrático

El ataúd de Muñoz Marín al menos tiene más presencia que García Padilla. El PPD decidió lanzar a un candidato que luce bien, pero luego de escucharlo por cinco minutos sabes que solo ha memorizado todas sus palabras. Es una marioneta del partido, sin voz propia ni convicciones. Para colmo, sus titiriteros han escogido ser lo más semejante posible al gobernador de turno. Fortuño está en contra del matrimonio homosexual y él también, el gobernador quería eliminarles derechos a los ciudadanos y él también, y así por el estilo. Su discurso es el mismo: mano dura contra el crimen, más empleos, reducción en la cuenta de electricidad. Ah, y sus “ideas”, que menciona con un rostro desquiciado, como si en realidad tuviera alguna. Se suponía que la campaña del PPD fuese sencilla: solo tenía que ser el opuesto de Fortuño. Metieron la pata de todas formas. El director de la campaña de García Padilla tenía la labor más fácil en este año de elecciones, pero logró lo que se pensaba imposible: ha echado a perder la candidatura. Cada decisión que se ha tomado en esta campaña solo ha perjudicado al PPD. Si esconden a García Padilla es malo y si lo sacan al público es peor. No debe sorprenderle a nadie, sin embargo. La ineptitud en el País de parte del Gobierno no se limita a los últimos cuatro años. Como dijo alguna vez un conductor de la Autoridad  Metropolitana de Autobuses, “no sé por qué se sorprenden, si esto nunca ha funcionado”. Si esta elección fuera entre estos dos partidos únicamente, sería difícil decidir cuál sería peor. Por suerte, hay cuatro partidos más, no que a nadie le interese votar por los mejores candidatos.

Juan Dalmau – Partido Independentista Puertorriqueño

El partido que a todo el mundo le encanta odiar. Durante los últimos cuarenta y cuatro años, el PIP ha ofrecido el mejor candidato en todas las contiendas. En 2008, cuando la crisis financiera estaba su apogeo, el candidato del PIP era un economista que ganó todos los debates y tenía las mejores propuestas de gobierno. El pueblo no lo consideró, a pesar de que muchos admitían que era el mejor candidato. Si hay algún partido que representa cambio, es el PIP. Es demasiado cambio para la tolerancia del puertorriqueño. La independencia de Puerto Rico requeriría un compromiso social que el boricua promedio no está dispuesto a realizar. Tal vez es miedo al cambio o un síndrome mental del colonizado. La realidad es que a lo más que puede aspirar Dalmau es a que el partido quede inscrito luego de los comicios, lo cual sería una victoria pírrica. Si suficientes personas votan por el PIP, podríamos evitar una mayoría absoluta de parte de uno de los partidos más grandes. Con ese tipo de participación de otro sector de la población, los cambios que se han hecho al nuestras leyes, derechos y Tribunal Supremo habrían sido rechazados. Sin embargo, como el electorado realmente no sabe cómo funciona su propio gobierno, votar por el PIP no le resulta como una opción viable. Peor aún, el partido deja perder sus seguidores al prácticamente desaparecer luego de cada elección, solo para regresar como el ave fénix poco antes de las elecciones.

Rafael Bernabe – Partido del Pueblo Trabajador

El profesor Bernabe ha militado por las mismas causas por las cuales ha luchado el PIP desde siempre. Muy bien podría ser un candidato por ese partido. Sin embargo, ha escogido una plataforma de gobierno que no contempla el estatus de la Isla, bajo la premisa de que la gente no vota por el PIP, aunque tenga las mejores propuestas y candidatos, porque teme a la independencia. Sin embargo, algunas de las propuestas sugeridas por el PPT resultan demasiado radicales para el electorado. Aunque legalizar la marihuana es una de las medidas más eficazes que podemos tomar para disminuir la violencia por el trasiego de drogas, el pueblo es demasiado conservador como para apostar por esa posible solución. Bernabe ha prometido continuar con sus labores políticas luego de las elecciones, sin importar qué suceda. Será interesante ver qué sucederá después de estos comicios y si el partido podrá lograr mantenerse unido luego de los resultados.

Arturo Hernández – Movimiento Unión Soberanista

El MUS comenzó como un movimiento que reunía mucha gente inteligente que pregonaba la soberanía, un tipo de independencia “light”. Es otro partido que busca apartarse del estigma de la independencia que el pueblo tanto teme. Sin embargo, en algún momento del año pasado implosionó. Uno de los fundadores, Ángel Collado Schwarz, renunció al partido misteriosamente y el momentum que había adquirido el partido desapareció de repente. El primer candidato que el partido postuló, Dr. Vázquez Quintana, nunca fue muy simpático para el pueblo y renunció luego del primer debate, en el cual Bernabe, del PPT, le quitó el poco impulso que le quedaba. Arturo Hernández resulta ser un candidato mucho mejor, pero su entrada tardía en el ruedo político no le ayudará. El MUS parece ser el partido de los llamados Babyboomers, personas que nacieron poco después del final de la segunda guerra mundial. También sería un beneficio si quedaran inscritos y participaran en el próximo gobierno de manera activa, al igual que el PIP y el PPT.

Rogelio Figueroa – Puertorriqueños por Puerto Rico

Cada vez que veo que Rogelio tiene seguidores, me sorprendo. No son muchos, pero existen. El PPR se postula como el partido ambiental o “verde” que promete arreglar los problemas del ambiente de alguna manera. ¿Cómo? Solo Rogelio sabe y lo revelará si gana la gobernación. El lío que sufrió el partido al inscribirse le ha costado bastante credibilidad con el electorado. Los chistes de los muertos votantes abundan en la calle y su desempeño en el último debate ha dado de qué reír.

Resumen:

El pueblo tendrá la opción de escoger entre seis candidatos. 50% de ellos serían excelentes opciones para gobernar el País (PIP, PPT y MUS). La otra mitad sería más de lo mismo o peor (PNP, PPD y PPR). Si se tratara de lanzar una moneda al aire, me sentiría más relajado acerca de cuál sería el resultado.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
Share

Deporte nacional

A cada rato se escucha alguien decir que el deporte nacional de Puerto Rico es la política. Este supuesto peritaje es inexistente: una gran cantidad de los votantes no saben cómo es que se pasa una ley ni la diferencia entre el Senado y la Cámara de representantes. La gran mayoría somos tan expertos en política como somos expertos en fútbol. Vemos los juegos del Real Madrid y el Barça, pero no entendemos la regla de la posición adelantada ni por qué pasar el balón hacia atrás puede ser una buena idea, en ocasiones. Nos sucede igual cada cuatro años, solo que el “clásico” es el día de las elecciones, mientras que los debates actúan como cuartos y semifinales. El resto del cuatrienio es nuestra temporada regular.

Sin embargo, el puertorriqueño promedio no se involucra en la política hasta que es hora de votar. No hay voluntad para escribirles a nuestros legisladores para que mejoren nuestras carreteras, recojan la basura y hagan algo por nuestra seguridad. Tal vez escuchamos en la radio las declaraciones del funcionario de turno mientras reacciona hacia alguna controversia o acusación, pero no levantamos un dedo en protesta.

Al igual que uno no podría decir que es aficionado del baloncesto o la pelota si solo toca una bola o un bate una vez al año, tampoco puede echárselas de analista político, si lo único que hace es depositar una papeleta en la urna sin saber quiénes son la mayoría de los candidatos por los cuales votó.  La gente elige políticos porque el nombre le suena y no sabe quiénes son, comportamiento que resuelve el misterio de cómo Jorge de Castro Font salió electo en las últimas elecciones.

El voto es parte importante de una democracia, pero el ciudadano también debe poner de su parte a la hora de escoger. Es cierto que nuestra memoria colectiva es corta, pero hoy día no hay excusas. En menos de cinco minutos puedes hacer una búsqueda en Internet y saber los datos más importantes de los candidatos. Si escogemos al candidato equivocado otra vez, será por vagancia e ignorancia. La amargura de la medicina será nuestro castigo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.8/10 (4 votes cast)
Share

Los políticos y sus mentiras

Hace unos minutos, en el programa “Los secretarios” en WKAQ 580, se discutía acerca de la legalización de la marihuana. Uno de los panelistas, el señor Omar Negrón, secretario del PNP, declaró que en Jamaica, cuyo índice de asesinatos es mayor que el de Puerto Rico, la marihuana es legal. Lo malo de este tipo de comentario es que no informa bien a la gente. El crimen en Jamaica sí es rampante, pero las drogas son ilegales allí también. Adjunto un enlace a la página del Departamento de Estado de EEUU:

Possession or use of marijuana or other illicit drugs is illegal in Jamaica.

Además, las drogas no parecen ser la razón principal por la mayoría de los asesinatos en el país:

In other words, 69 per cent of the murders occur quite possibly because “man diss man”, a girlfriend was “borrowed” or an uncle in the 1980s murdered one’s father, and long-term, generational reprisals are on.

Read more: http://www.jamaicaobserver.com/columns/Why-has-Jamaica-s-crime-rate-fallen_8329778#ixzz1ypmFPR8T

La legalización de las drogas es un tema serio que se analiza mundialmente hoy día. La cantidad de dinero que generan las pandillas de narcotraficantes es asombrosa y se puede comparar con el ingreso de países pequeños. Ahora mismo en Uruguay, el presidente de esa nación ha anunciado planes para legalizar esa droga. Se presume que sería un golpe serio a las narco pandillas, ya que figura ser el ingreso principal de estas organizaciones.

Comprendo que existe miedo en la legalización a que todo el mundo se convierta en un adicto de la noche a la mañana. Sin embargo, es un tema del cual se debe discutir seriamente. La política hacia las drogas en los últimos cuarenta años ha sido un fracaso y las iniciativas que se sugieren solo son más de lo mismo.

El comentario absurdo del señor Negrón es irresponsable y diseñado para difundir miedo en la gente. Tal vez, diez años atrás, le habría tomado el pelo a la mayoría de la gente. Pero estamos en el siglo XXI y podemos verificar datos y hechos con solo tocar la pantalla de nuestros teléfonos. No hay razón para quedarse ignorante por más de cinco minutos de ningún tema. Solo nos toca a nosotros hacer el mínimo esfuerzo para informarnos. No pienso dejar a ninguno de estos que fingen ser líderes engañarme. Te animo a defenderte contra los engaños también. Cuestiona todo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
Share

El “Ay, bendito” puertorriqueño

Si hay alguna frase que deberíamos eliminar del vocabulario puertorriqueño es el maldito “Ay, bendito”. Es una pena simulada que expresamos y a la cual jamás tomamos acción para remediar. Es el equivalente de “¿Cómo estás?”, cuando la realidad es que no nos interesa saber cómo está la persona. Es algo que se dice, pero no se siente.

En el caso del “Ay, bendito”, los ejemplos sobran:

“Ay, bendito. Pobres drogadictos”, pero preferimos criminalizar la adicción.

“Ay, bendito. Tanta corrupción en el Gobierno”, pero ante un atropello a la democracia en Guaynabo no alzamos la voz en protesta.

“Ay, bendito. Los niños no tienen computadoras”, pero los empleados del Departamento de la Familia se las roban el Día de Reyes.

“Ay, bendito. Cerró el negocio del vecino”, pero aplaudimos que abra un Walmart que trata a sus empleados como esclavos… y no cuento los de China.

Cada día nos convertimos en cómplices de las ilegalidades del Gobierno y lo único que decimos al respecto es “Ay, bendito”.

Mientras tanto, el país se cae a nuestro alrededor. Cedemos nuestros derechos por miedo, votamos por los mismos charlatanes cada cuatro años, nos involucramos menos con la comunidad y tenemos la temeridad de quejarnos después.

Al carajo con el “Ay, bendito”. No merecemos la pena.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.6/10 (12 votes cast)
Share

Manifestación sorpresa

Lo que ha ocurrido hasta la fecha:

http://dialogodigital.com/index.php/Estudiantes-trasladan-protestas-al-Capitolio.html?sms_ss=twitter&at_xt=4d41b65b5fe6c54b,0

Tal y como en Tunisia, Egipto, Inglaterra e Irán, esta manifestación se organizó en parte por las redes sociales como Facebook y Twitter. Son una herramienta más, que podría ser usada por el Gobierno también, pero la historia reciente demuestra que son lentos en adaptarse.

El fenómeno del Open Source Warfare, según descrito por John Robb en Global Guerrillas, es una realidad que no se puede negar. Hoy publicó un mensaje entre un manifestante de Tunisia a los de Egipto con instrucciones de cómo luchar efectivamente contra las fuerzas de choque.

JOURNAL: Example of Open Source Tactical Innovation

Via Twitter:  @ramboza: A message from a Tunisian to Egypt http://twitpic.com/3tq3bt and http://twitpic.com/3tq3f6

Las protestas en Puerto Rico no cesarán pronto. Ahora son los estudiantes y tan pronto como febrero podremos esperar algún tipo de manifestación de parte de los empleados de AAA (Autoridad de Acueductos y Alcantarillados). Luego serán los maestros del sistema de Educación y no me sorprendería si la misma Policía se une a las protestas.

Las crisis presupuestarias en los gobiernos, tanto mundiales como de los EEUU, se han propagado. En un país como Puerto Rico, donde el Gobierno exige impuestos, pero no ayuda a quien los paga, la gente comienza a sublevarse según ven cómo sus salarios, pensiones, seguros médicos y derechos disminuyen con cada día que pasa. La respuesta del Gobierno es la Policía y su Fuerza de Choque, pero uno se pregunta qué pasará cuando a esos agentes del Orden no se les pague por las horas de trabajo. Además de la Guardia Nacional y los narcotraficantes, la Policía son los que poseen armas. Esa receta no perfila bien.

Nuestros políticos son solo eso: politicos, no  líderes. Basta con ver legislación que impulsa la celebración de Fulano de Tal, vecino de algún senador. No hay interés en desarrollar un Puerto Rico auto sostenible, que no importe un ochenta por ciento de lo que consume. Solo se busca perpetuar la clase política, sin importartancia a  la calidad de vida de los ciudadanos.

Entre más nos tardemos en darnos cuenta, peor será el periodo de ajuste.

Pues, no. No preveo un futuro muy tranquilo que digamos. Interesante, pero intranquilo, como es de esperarse de un nuevo siglo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share

Propaganda

Ayer, día en que se celebró el natalicio de Eugenio María de Hostos (no María Eugenia, como salió en un comunicado de prensa de Fortaleza), el Gobierno continuó su ofensiva contra la Universidad de Puerto Rico. Hizo una campaña masiva en los medios en la cual Ygrí Rivera completó un circuito por emisoras de radio y televisión, mientras publicaron un anuncio de una página que justificaba la posición de la Administración en el periódico de más circulación de Puerto Rico. Un anuncio de una página a color cuesta $8.240,24, según el tarifario de El Nuevo Día. Esa cantidad de dinero pagaría la cuota a diez estudiantes.

El discurso fue el mismo: una minoría de estudiantes está en contra de la cuota de $800 que se les impondrá por cinco años. Al parecer, la misma mayoría que grita al cielo ante un alza de menos de dos dólares al precio de un galón de leche está de acuerdo con pagar la cuota, según el Gobierno. La táctica es sencilla: aislar a los estudiantes ante el público como una pequeña masa de antisociales con tendencias peligrosas que se niega a cooperar. Para resaltar el punto, enviaron personas encapuchadas a la manifestación de ayer.

El Gobierno lo niega, pero analicemos los hechos. Comencemos con los escudos de los encapuchados. ¿Notaste lo bien manufacturados, estéticamente, que estaban? Eran cortados de contenedores de basura de plástico e idénticos en sus dimensiones, con las agarraderas perfectamente posicionadas. Es obvio que se fabricaron en un taller, aunque la realidad es que no amortiguarían mucho el golpe de una macana; se le caería el escudo al defensor del primer golpe. Llaman la atención también las mismas capuchas, por lo bien que ocultaban toda el rostro. En el pasado, hemos visto capuchas que no le ocultarían la identidad ante alguien que conozca al sujeto en cuestión. Los de ayer parecían ninjas.

Otro hecho curioso es la falta de acción de parte de la Policía. Hoy arrestaron a diez estudiantes por repartir folletos en un salón. Ayer, sólo observaban a los encapuchados vandalizar las instalaciones sin levantar un dedo. Incluyo las observaciones del reportero Rafael Lenín López, a través de su cuenta de Twitter de los sucesos:

LeninPR Rafael Lenín López

UPRRP: policias observan de lejos. “hay huelga no hay clases” gritan.

23 hours agoFavorite23 hours ago Retweet23 hours ago Reply23 hours ago

»

LeninPR

UPRRP: sigue la marcha sin mayor intervencion policiaca. Unos 25 encapuchados y con escudos encabezan marcha. Siguen en Naturales

23 hours agoFavorite23 hours ago Retweet23 hours ago Reply23 hours ago

»

LeninPR

UPRRP: llegan a naturales. Enfrentamiento con la policia

23 hours agoFavorite23 hours ago Retweet23 hours ago Reply23 hours ago

»

LeninPR

UPRRP: estudiantes entran al comedor tumban sillaa y mesas. Rompen cristales

23 hours agoFavorite23 hours ago Retweet23 hours ago Reply23 hours ago

»

LeninPR

UPRRP: con bombitas de humo buscan parar clases y labores en algunos salones y oficinas

23 hours agoFavorite23 hours ago Retweet23 hours ago Reply23 hours ago

El gobierno niega que los encapuchados sean infiltrados por ellos mismos, pero ¿en qué cabeza cabe que lo admitan? Utilizan tácticas de propaganda semejantes a las que se utilizaban desde la década de los cincuenta del siglo pasado, cuando ser comunista era malvado y radical. Hoy día, ser comunista es risible y pasado de moda, algo intolerable para esta generación.

La opinión pública es valiosa para el Gobierno cuando decide tomar algún tipo de acción contra la Universidad. Desde septiembre de 2009 han tratado de instigar a la población universitaria de actuar violentamente y no lo han conseguido. No comprenden quienes son estos muchachos que leen cómics, juegan con el Playstation, tienen todo tipo de información a sus manos y conocen y respetan música que era vieja cuando los funcionarios de turno se criaron. La violencia es para ellos observar, no participar de ella. El Gobierno no comprende esto y siempre luce ridículo cada vez que actúa.

Tarde o temprano, todas estas tácticas del Gobierno serán expuestas. De seguro existe un correo electrónico, fax o memorando en espera de que alguien aborrecido con sus superiores publique dicho documento en la Internet, a lo Wikileaks. Solo falta que lo acabe de publicar.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share

Un cambio de táctica

Si hay algo que puede obtenerse de los documentos de Wikileaks es que los gobiernos del mundo mienten como requisito de operación. No nos deberíamos sorprender de que el Gobierno de Puerto Rico actúe de la misma manera. De momento, podemos ver la situación en la Universidad de Puerto Rico como ejemplo, pero no nos debemos limitar a ello. La Ley Siete, la venta de la Telefónica, el Cerro Maravilla, el asesinato de Filiberto Ojeda, la tortura de Pedro Albizu Campos y la constante promesa de una resolución de estatus político son algunos de los muchísimos ejemplos.

El paro actual y la huelga con la que amenazan los estudiantes se debe a la imposición de una cuota de $800 para pagar un déficit presupuestario de la Universidad. Al menos, eso es lo que alega el Gobierno. Existe amplia evidencia de que el déficit se debe al mal manejo administrativo de la Institución, igual como sucede en todas las organizaciones públicas del País. Con entrar al portal de iupileaks.com basta para ver los documentos que señalan cómo se ha despilfarrado el presupuesto de la Universidad. Entre demagogia partidista, nepotismo ideológico y organización burocrática, ninguna institución gubernamental funciona como debe. La verdad es clara: una cuota de casi mil dólares es abusiva y ni siquiera las universidades privadas cobran tanto.

Una universidad pública constituye un bien al País a largo plazo. No es un bien que podamos cuantificar fácilmente, ya que solo el individuo sabe qué aprende en su educación formal. Esta creencia es compartida por cualquier persona sensata. Nuestros gobernantes saben esto; no es un secreto. Lo que sucede es que no les importa. El político, por naturaleza, está limitado a buscar el bien a corto plazo y a su mejor beneficio. Si coincide con el bien de sus constituyentes, la mayoría de las ocasiones es incidental. De no funcionar así, su carrera política muere.

Cada acción tomada por el Gobierno ha sido para provocar reacciones de protesta y de violencia. Los estudiantes han protestado con consecuencia y firmeza. Si crees que los encapuchados que rompieron los cristales de los vehículos de seguridad contratada son estudiantes, pues te vendo un puente a un precio barato. Las imágenes muestran obviamente cómo las furgonetas esperaban porque estallaran sus cristales, antes de arrancar. Luego, muestran cómo los “guardias” de Capitol Security blindaban los mismo palos y bates que se habían usado contra los vehículos.

El paro de las 48 horas concluyó anoche y la acción inmediata del Gobierno fue tomar la Universidad con la Policía Estatal. Sabemos que es otra medida calculada para incitar la confrontación y que el ciudadano promedio crea que los estudiantes han formado otro lío para el País. Tal vez el Gobierno no se ha dado cuenta de que el público televidente es un poco más sofisticado de lo que creen. Solo aquellos fanáticos de la administración actual niegan que todo haya sido un montaje.

Les toca a los estudiantes darse cuenta de esto y luchar de una manera inesperada contra el Gobierno. Un llamado a huelga no rendirá fruto y se deben tomar medidas para no actuar como el Gobierno espera que el estudiantado reaccione. Además, hay que buscar armas que no sean dañinas para el bando que las use. Otra huelga solo perjudicaría a los estudiantes y lograría el propósito del Gobierno. No hay beneficio para el estudiante bajo estas condiciones.

El sistema gubernamental es sumamente vulnerable dada su burocracia. Se le hace imposible adaptarse a tácticas fluidas, ya que su tiempo de reacción es demasiado largo. Los estudiantes, y eventualmente la ciudadanía, tendrán que utilizar estas tácticas, si es que esperamos superar los retos del siglo XXI y vencer a esta monarquía política que pretende dividirnos y conquistarnos.

Lecturas recomendadas:
www.globalguerrillas.typepad.com
Entrada de Wikipedia de MEND
Entrada de Wikipedia de Anonymous

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share