Día de la dependencia

Llegó el Presidente de los Estados Unidos a Puerto Rico, un martes 14 de junio de 2011. Días antes, calles, carreteras y residenciales públicos (cortesía del Gobierno Federal) fueron pintados y arreglados. Como aquel que recibe visita sin avisar, Puerto Rico escondió los trapos sucios debajo de los muebles.

Los que pudieron pagar o “cobrar” cualquier favor o puesto político pudieron ver al Presidente de lejos por unos minutos. Muchos de ellos, funcionarios de alto rango del partido estadista, apenas entienden inglés, pero fue fácil lucir como si lo hablaran: reían cada vez que les sonaba algún nombre de un deportista o un cantante, y se preparaban para aplaudir cuando una oración bien entonada les avisaba que había dicho algo agradable.

Por alguna razón y contra todo tipo de inteligencia, había quien esperaba que la visita del mandatario solucionara todos los problemas de la Isla. Por eso, no estuvieron satisfechos con el contenido del discurso ni con lo rápido que se trasladó a la Fortaleza. A otros se les aguó el día al saber que el Presidente se reunió con el actual líder del partido colonial estadolibrista. De seguro, los que pagaron 35 000 dólares para comer aperitivos en el mismo salón que Obama también tendrán de qué quejarse.

Durante la fugaz visita, hubo protestas para la liberación de Oscar López, un preso político encarcelado hace treinta años, y por la investigación del asesinato de Carlos Muñiz Varela, ambos víctimas de la disidencia. También hubo manifestaciones en contra de la continuación de nuestro estatus de colonia en pleno siglo XXI, como un intento por ejercer algo de presión de la prensa en foros internacionales. Estos reclamos lógicos a un ilógico ganador del Premio Nobel de la Paz eran criticados por aquellos que no entendían el porqué de las manifestaciones.

Hoy mientras una minoría indignada reclamaba lo que debería ser, a todas luces, un derecho de libertad inalienable, una población colonizada celebraba, se humillaba y vaciaba sus bolsillos para llenar los de un presidente por el que ni siquiera votan. Entre desplantes, protestas y almuerzos inesperados, el único ganador de la visita de Obama fue el mismo mandatario, quien llenó sus maletas de dinero en cuatro horas de trabajo liviano. No tuvo que confrontar a republicanos hostiles ni escándalos demócratas. Solo tuvo puertorriqueños sumisos que celebraban las cuatros horas de lucro presidencial.

A poco tiempo de dejar el País,todo sigue igual en el Trópico. Mañana cuando nos levantemos, seguiremos matándonos, robando y, sobre todo, creyendo que nada de esas pequeñeces importa, pues de aquí a otros cincuenta años tendremos otra oportunidad para celebrar un día más de dependencia.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.9/10 (8 votes cast)
Share

Reseña de Esa antigua tristeza y oportunidad para ganarse un ejemplar

Desde Thirty Creative Studio:

When I first looked at his blog, ‘Esa Antigua Tristeza’ was not yet published. I had the opportunity to follow the online developments after it’s release. Many Puerto Rican writers as well as international, spoke candidly about this first novel, and many other websites featured it.

I am currently subscribed to his blog and follow him on Twitter. I promise, I am not stalking him. I just like the simplicity of discovering more selections and contacting an author on modern times. If we were in the 1800’s I may need to write him a fan later, that may never receive an answer.

Just like his short stories, Borges novel can be found in Amazon.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
Share

Manifestación sorpresa

Lo que ha ocurrido hasta la fecha:

http://dialogodigital.com/index.php/Estudiantes-trasladan-protestas-al-Capitolio.html?sms_ss=twitter&at_xt=4d41b65b5fe6c54b,0

Tal y como en Tunisia, Egipto, Inglaterra e Irán, esta manifestación se organizó en parte por las redes sociales como Facebook y Twitter. Son una herramienta más, que podría ser usada por el Gobierno también, pero la historia reciente demuestra que son lentos en adaptarse.

El fenómeno del Open Source Warfare, según descrito por John Robb en Global Guerrillas, es una realidad que no se puede negar. Hoy publicó un mensaje entre un manifestante de Tunisia a los de Egipto con instrucciones de cómo luchar efectivamente contra las fuerzas de choque.

JOURNAL: Example of Open Source Tactical Innovation

Via Twitter:  @ramboza: A message from a Tunisian to Egypt http://twitpic.com/3tq3bt and http://twitpic.com/3tq3f6

Las protestas en Puerto Rico no cesarán pronto. Ahora son los estudiantes y tan pronto como febrero podremos esperar algún tipo de manifestación de parte de los empleados de AAA (Autoridad de Acueductos y Alcantarillados). Luego serán los maestros del sistema de Educación y no me sorprendería si la misma Policía se une a las protestas.

Las crisis presupuestarias en los gobiernos, tanto mundiales como de los EEUU, se han propagado. En un país como Puerto Rico, donde el Gobierno exige impuestos, pero no ayuda a quien los paga, la gente comienza a sublevarse según ven cómo sus salarios, pensiones, seguros médicos y derechos disminuyen con cada día que pasa. La respuesta del Gobierno es la Policía y su Fuerza de Choque, pero uno se pregunta qué pasará cuando a esos agentes del Orden no se les pague por las horas de trabajo. Además de la Guardia Nacional y los narcotraficantes, la Policía son los que poseen armas. Esa receta no perfila bien.

Nuestros políticos son solo eso: politicos, no  líderes. Basta con ver legislación que impulsa la celebración de Fulano de Tal, vecino de algún senador. No hay interés en desarrollar un Puerto Rico auto sostenible, que no importe un ochenta por ciento de lo que consume. Solo se busca perpetuar la clase política, sin importartancia a  la calidad de vida de los ciudadanos.

Entre más nos tardemos en darnos cuenta, peor será el periodo de ajuste.

Pues, no. No preveo un futuro muy tranquilo que digamos. Interesante, pero intranquilo, como es de esperarse de un nuevo siglo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share

Propaganda

Ayer, día en que se celebró el natalicio de Eugenio María de Hostos (no María Eugenia, como salió en un comunicado de prensa de Fortaleza), el Gobierno continuó su ofensiva contra la Universidad de Puerto Rico. Hizo una campaña masiva en los medios en la cual Ygrí Rivera completó un circuito por emisoras de radio y televisión, mientras publicaron un anuncio de una página que justificaba la posición de la Administración en el periódico de más circulación de Puerto Rico. Un anuncio de una página a color cuesta $8.240,24, según el tarifario de El Nuevo Día. Esa cantidad de dinero pagaría la cuota a diez estudiantes.

El discurso fue el mismo: una minoría de estudiantes está en contra de la cuota de $800 que se les impondrá por cinco años. Al parecer, la misma mayoría que grita al cielo ante un alza de menos de dos dólares al precio de un galón de leche está de acuerdo con pagar la cuota, según el Gobierno. La táctica es sencilla: aislar a los estudiantes ante el público como una pequeña masa de antisociales con tendencias peligrosas que se niega a cooperar. Para resaltar el punto, enviaron personas encapuchadas a la manifestación de ayer.

El Gobierno lo niega, pero analicemos los hechos. Comencemos con los escudos de los encapuchados. ¿Notaste lo bien manufacturados, estéticamente, que estaban? Eran cortados de contenedores de basura de plástico e idénticos en sus dimensiones, con las agarraderas perfectamente posicionadas. Es obvio que se fabricaron en un taller, aunque la realidad es que no amortiguarían mucho el golpe de una macana; se le caería el escudo al defensor del primer golpe. Llaman la atención también las mismas capuchas, por lo bien que ocultaban toda el rostro. En el pasado, hemos visto capuchas que no le ocultarían la identidad ante alguien que conozca al sujeto en cuestión. Los de ayer parecían ninjas.

Otro hecho curioso es la falta de acción de parte de la Policía. Hoy arrestaron a diez estudiantes por repartir folletos en un salón. Ayer, sólo observaban a los encapuchados vandalizar las instalaciones sin levantar un dedo. Incluyo las observaciones del reportero Rafael Lenín López, a través de su cuenta de Twitter de los sucesos:

LeninPR Rafael Lenín López

UPRRP: policias observan de lejos. “hay huelga no hay clases” gritan.

23 hours agoFavorite23 hours ago Retweet23 hours ago Reply23 hours ago

»

LeninPR

UPRRP: sigue la marcha sin mayor intervencion policiaca. Unos 25 encapuchados y con escudos encabezan marcha. Siguen en Naturales

23 hours agoFavorite23 hours ago Retweet23 hours ago Reply23 hours ago

»

LeninPR

UPRRP: llegan a naturales. Enfrentamiento con la policia

23 hours agoFavorite23 hours ago Retweet23 hours ago Reply23 hours ago

»

LeninPR

UPRRP: estudiantes entran al comedor tumban sillaa y mesas. Rompen cristales

23 hours agoFavorite23 hours ago Retweet23 hours ago Reply23 hours ago

»

LeninPR

UPRRP: con bombitas de humo buscan parar clases y labores en algunos salones y oficinas

23 hours agoFavorite23 hours ago Retweet23 hours ago Reply23 hours ago

El gobierno niega que los encapuchados sean infiltrados por ellos mismos, pero ¿en qué cabeza cabe que lo admitan? Utilizan tácticas de propaganda semejantes a las que se utilizaban desde la década de los cincuenta del siglo pasado, cuando ser comunista era malvado y radical. Hoy día, ser comunista es risible y pasado de moda, algo intolerable para esta generación.

La opinión pública es valiosa para el Gobierno cuando decide tomar algún tipo de acción contra la Universidad. Desde septiembre de 2009 han tratado de instigar a la población universitaria de actuar violentamente y no lo han conseguido. No comprenden quienes son estos muchachos que leen cómics, juegan con el Playstation, tienen todo tipo de información a sus manos y conocen y respetan música que era vieja cuando los funcionarios de turno se criaron. La violencia es para ellos observar, no participar de ella. El Gobierno no comprende esto y siempre luce ridículo cada vez que actúa.

Tarde o temprano, todas estas tácticas del Gobierno serán expuestas. De seguro existe un correo electrónico, fax o memorando en espera de que alguien aborrecido con sus superiores publique dicho documento en la Internet, a lo Wikileaks. Solo falta que lo acabe de publicar.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share

Videos de la UPR

¿Qué recursos le quedan al ciudadano ante tanta decepción de parte del Gobierno? Incluyo los videos para tenerlos todos en un solo lugar. Según hayan más, los añadiré.

Reportaje de Telenoticias de Telemundo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share

Un cambio de táctica

Si hay algo que puede obtenerse de los documentos de Wikileaks es que los gobiernos del mundo mienten como requisito de operación. No nos deberíamos sorprender de que el Gobierno de Puerto Rico actúe de la misma manera. De momento, podemos ver la situación en la Universidad de Puerto Rico como ejemplo, pero no nos debemos limitar a ello. La Ley Siete, la venta de la Telefónica, el Cerro Maravilla, el asesinato de Filiberto Ojeda, la tortura de Pedro Albizu Campos y la constante promesa de una resolución de estatus político son algunos de los muchísimos ejemplos.

El paro actual y la huelga con la que amenazan los estudiantes se debe a la imposición de una cuota de $800 para pagar un déficit presupuestario de la Universidad. Al menos, eso es lo que alega el Gobierno. Existe amplia evidencia de que el déficit se debe al mal manejo administrativo de la Institución, igual como sucede en todas las organizaciones públicas del País. Con entrar al portal de iupileaks.com basta para ver los documentos que señalan cómo se ha despilfarrado el presupuesto de la Universidad. Entre demagogia partidista, nepotismo ideológico y organización burocrática, ninguna institución gubernamental funciona como debe. La verdad es clara: una cuota de casi mil dólares es abusiva y ni siquiera las universidades privadas cobran tanto.

Una universidad pública constituye un bien al País a largo plazo. No es un bien que podamos cuantificar fácilmente, ya que solo el individuo sabe qué aprende en su educación formal. Esta creencia es compartida por cualquier persona sensata. Nuestros gobernantes saben esto; no es un secreto. Lo que sucede es que no les importa. El político, por naturaleza, está limitado a buscar el bien a corto plazo y a su mejor beneficio. Si coincide con el bien de sus constituyentes, la mayoría de las ocasiones es incidental. De no funcionar así, su carrera política muere.

Cada acción tomada por el Gobierno ha sido para provocar reacciones de protesta y de violencia. Los estudiantes han protestado con consecuencia y firmeza. Si crees que los encapuchados que rompieron los cristales de los vehículos de seguridad contratada son estudiantes, pues te vendo un puente a un precio barato. Las imágenes muestran obviamente cómo las furgonetas esperaban porque estallaran sus cristales, antes de arrancar. Luego, muestran cómo los “guardias” de Capitol Security blindaban los mismo palos y bates que se habían usado contra los vehículos.

El paro de las 48 horas concluyó anoche y la acción inmediata del Gobierno fue tomar la Universidad con la Policía Estatal. Sabemos que es otra medida calculada para incitar la confrontación y que el ciudadano promedio crea que los estudiantes han formado otro lío para el País. Tal vez el Gobierno no se ha dado cuenta de que el público televidente es un poco más sofisticado de lo que creen. Solo aquellos fanáticos de la administración actual niegan que todo haya sido un montaje.

Les toca a los estudiantes darse cuenta de esto y luchar de una manera inesperada contra el Gobierno. Un llamado a huelga no rendirá fruto y se deben tomar medidas para no actuar como el Gobierno espera que el estudiantado reaccione. Además, hay que buscar armas que no sean dañinas para el bando que las use. Otra huelga solo perjudicaría a los estudiantes y lograría el propósito del Gobierno. No hay beneficio para el estudiante bajo estas condiciones.

El sistema gubernamental es sumamente vulnerable dada su burocracia. Se le hace imposible adaptarse a tácticas fluidas, ya que su tiempo de reacción es demasiado largo. Los estudiantes, y eventualmente la ciudadanía, tendrán que utilizar estas tácticas, si es que esperamos superar los retos del siglo XXI y vencer a esta monarquía política que pretende dividirnos y conquistarnos.

Lecturas recomendadas:
www.globalguerrillas.typepad.com
Entrada de Wikipedia de MEND
Entrada de Wikipedia de Anonymous

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Share

Equivocación lingüística

En el Viejo San Juan, hay un restaurante italiano llamado Al dente, que es riquísimo. Lo malo es su ubicación, ya que a veces es incómodo entrar a la ciudad vieja. Además, los mendigos nos acosan tanto que siento que huyo de una manada de zombis. Hace unas semanas, mi novia me había dicho que habían abierto un restaurante con el mismo nombre. “Al dente, ahora también en la Plaza de Mercado de Bayamón”, como decía el anuncio en la radio. Pensamos que eran los mismos dueños que el de Viejo San Juan, aunque nos estuvo raro que fuera en Bayamón. Ahora bien, quien me conoce sabe que es unos de los municipios que más detesto, por varias razones. Entre ellas, que es Bayamón. Así que, postergamos nuestra visita al lugar.

También, unas amistades nos habían mencionado la nueva Plaza de Mercado de Bayamón como un local de ambiente superior y hasta lo compararon con los mercados europeos. Quise investigar aunque sospechaba que mis amigos exageraban. Admito que me ilusioné de todas formas. Me imaginaba pescados frescos, embutidos, vegetales del País, dulces artesanales y todo tipo de tiendas que no existen en las demás plazas del mercado. (La Placita de Santurce y la Plaza del Mercado de Río Piedras tienen poca variedad, opino. Muchas veces venden productos importados y las carnicerías son risibles). Muy bien, sabía que no encontraría eso en Bayamón, pero algún rincón en mi ser quería que mi imaginación fuese realidad.

El lunes se me ocurrió almorzar allá. Sería toda una aventura: tomaría el tren desde Santurce y mi novia llegaría en su automóvil desde su trabajo en Cataño. Investigué por Internet para saber cómo era el lugar. La información en la página del municipio era parca y no mencionaba nada de Al dente. De todas formas, decidimos aventurarnos.

El edificio es nuevo (“pal de meses abierto” según un comerciante que luego clarificó que era un año ya. En Puerto Rico un pal es más de dos; una cantidad inexacta. Par no existe, creo). Tiene un café y una heladería en sendos cubículos frente a la entrada principal y cada uno tiene sus mesas y sillas afuera. Adentro hay un área de vegetales a cada lado y el centro lo ocupa unos kioskos que venden dulces típicos, sombreros y algo más, que no recuerdo. A cada lado en la parte inferior hay un restaurante. Uno de comida criolla que se llama Doña Ana y el otro Ardente, que tiene comida italiana, aunque el especial del día era muy criollo.

Cuando leí Ardente, me reí. Se lo mencioné a mi novia, quien ya apetecía una pasta con cordero que hacen en Al dente. Nos sentimos engañados por el locutor de radio y por el restaurante, porque sobre todo, se escribe ardiente. Sé que no es justo juzgar el restaurante por su nombre, pero dolió como una traición. Vacilamos en entrar porque no era lo que queríamos. No sabía qué hacer y miré a mi alrededor. De pronto, vi un rostro conocido. Era mi amigo Luis, quien andaba con un amigo. Siempre me lo encuentro en restaurantes y sentía que podía confiar en su juicio gastronómico. Así que le pregunté dónde comer. La respuesta inmediata fue “Doña Ana” con la recomendación de “pide el bistec encebollado”.

Le hicimos caso y entramos en Doña Ana. Mi novia pidió el bistec, y yo, la carne guisada. Noté que mucha gente tenía aguacates en la mesa, pero no había leído esa opción en el menú. Le pregunté al mesero y me dijo que la gente los compraba en la Plaza de Mercado y los entraba. El restaurante se los picaba y los presentaba de lo más bonito con alguna decoración. Claro que compré un aguacate a $2.

Salimos satisfechos del lugar y listos para un café en el cubículo al frente. Era riquísimo y a un precio razonable ($1.00 + IVU). Hablé un poco con el muchacho que nos atendió, quien resultó ser el dueño del negocio. Noté que vendía sándwiches también y cuenta con la Internet de la Plaza de Mercado. No vi enchufes.

En fin, fue una equivocación afortunada. Es un buen lugar para ir a comer, con un acceso bastante fácil. Aun si vas en automóvil, hay suficiente estacionamiento y es ideal para ir en bicicleta desde la estación del tren. En la próxima, tal vez pruebe Ardente, si logro olvidar la traición lingüística en pal de semanas.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.3/10 (6 votes cast)
Share