Obra: La obra escocesa

Fue la que se presentó el jueves pasado en Taller Cé para “Mojigangas” en celebración del Día Internacional del teatro. Espero que les guste.

 

La obra escocesa
José Borges

Personajes:
Rigoberto
Liza
Ernesto

La escena ocurre tras bastidores de un teatro. Debe de haber parafernalia teatral en la escena. Falta poco para que comience la primera función de la obra (MacBeth) dirigida por Rigoberto esta noche. Rigoberto está ocupado lanzando órdenes. Termina los últimos preparativos.
Se acerca tentativamente una pareja tomadas de la mano (
Liza y Ernesto) a Rigoberto. Es obvio que no quieren interrumpirlo. Mientras Liza busca la mejor manera de capturar la atención de Rigoberto, Ernesto se nota absorto en los procesos de la obra por comenzar.

RIGOBERTO (Grita).

¿Dónde está la espada?
[PAUSA]
Pues, ¿cómo carajo se supone que sea un rey sin una maldita espada?
¡Adelaida! ¿Compraste la espada?
[PAUSA]
¿Dónde puñeta la dejaste?
[PAUSA]
¡Búscala! ¿Para qué te pago?
[PAUSA]
Yo sé que no te he pagado aún, pero, si te fijas, notarás que el teatro se está llenando. Si quieres ver un mísero centavo, ¡encuentra la
foquin espada!
[HABLA PARA SÍ]
¿Por qué demonios me metí en esto…?

LIZA (Logra acercarse).

¿Rigoberto?

 

RIGOBERTO

¡Liza! Qué bueno que llegaste. Pensé que no venías.

 

LIZA

Ay, perdona, Berto. Pero es que no encontrábamos dónde estacionar. Esto está lleno.

 

RIGOBERTO

Sí, sí, sí… ¿Hay muchos viejitos?

 

LIZA

No me fijé…

 

ERNESTO

¿Importa?

 

RIGOBERTO (Parece notar a Ernesto por primera vez).

¡Ah! Éste es el chico, ¿no?

 

LIZA

Sí. Ernesto, conoce a Rigoberto, el director de la obra.

 

ERNESTO

Un placer. Liza me ha contado mucho de ti.

 

RIGOBERTO

Ah, ¿sí? Mira, ¿lo de la media cuando acampamos? Pura exageración…

 

ERNESTO

¿Eh?

 

LIZA

Berto, no le conté de eso. Además, no sé por qué lo niegas, si todos te vimos.

 

RIGOBERTO

Nadie vio nada. Sólo parecía así desde el ángulo en que ustedes lo vieron. Una ilusión óptica.

 

LIZA

Claro, claro. Mira, mejor nos sentamos, que estás súper ocupado.

 

RIGOBERTO

No sean tontos. Falta un poco, antes de que comencemos.
[
NOTA QUE ALGUIEN HACE ALGO QUE NO DEBE, DETRÁS DE LA PAREJA, Y LE GRITA].
¡No! ¡Así no! Carajo, ¿no aprendiste a hacerlo durante las tres
foquin semanas de ensayos? ¡Dios!
[
DEVUELVE SU ATENCIÓN A LA PAREJA].
Y… ¿qué? ¿Hasta cuándo estarán por acá?

LIZA

Nos vamos el martes. Es una visita corta. Pero quería que Ernesto viera la obra. Es su primera vez en el teatro.

 

RIGOBERTO

¿Qué? ¿De qué pantano lo sacaste?

 

ERNESTO

¡Ey! Me crié en San Juan, ¿ok?

 

RIGOBERTO

Pues, no tienes excusa, entonces. Supongo que sólo has visto la obra escocesa en la pantalla, ¿verdad?

 

ERNESTO

¿Obra escocesa?

 

LIZA

La que vinimos a ver, Ernesto.

 

ERNESTO

¿Macbeth?

RIGOBERTO

¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

 

ERNESTO

¿Qué le pasa?

 

LIZA

¡Ay! ¡Perdóname, Berto! Se me olvidó…

 

RIGOBERTO

¡Esto será un fracaso! ¿Cómo se te pudo olvidar, Liza? ¡Nos acabas de joder todo! ¡Todo!
[
APUNTA HACIA ERNESTO].
¡Por tu culpa, maldito ignorante!

ERNESTO

¿Yo? Si apenas he dicho algo… sólo dije Macbeth.

RIGOBERTO

¿Vas a seguir? ¡Es que me quieres matar! Eso es, ¿verdad?

 

LIZA

¡Ernesto, cállate!

 

ERNESTO

Pero…

 

LIZA

Te explico ya mismo, pero no digas nada más.

 

RIGOBERTO

Sí, cállalo antes de que me arruine la función. Siéntense allí en lo que trato de prevenir que pase lo peor.

 

LIZA

Ven, Ernesto.

 

ERNESTO

Eh, buena suerte Rigoberto…

 

RIGOBERTO

¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! ¡Llévate a este engendro del demonio de mi vista, mujer! ¡Rencorosa!
[
A Adelaida] ¡Adelaida! Asegúrate de que esas luces estén bien cuando regrese. ¡Parece una puta discoteca, no un teatro!

ERNESTO [APARTE, CON LIZA]

¿Cómo carajo saliste con ese loco?

 

LIZA

Me he hecho esa pregunta miles de veces… No lo juzgues mucho. Es un momento de mucho estrés para él.

 

ERNESTO

Es que aún no entiendo qué dije para que actuara así.

 

LIZA

Ah, eso. Mira, los teatreros son supersticiosos de por sí. Rigoberto es tres veces más supersticioso que cualquier teatrero común.

 

ERNESTO

¿Qué tiene que ver?

 

LIZA

Pues nunca debes desearle suerte a un teatrero. Mejor le deseas “mucha mierda”.

 

ERNESTO

Ah, claro. Se me olvidó por completo. Aunque los gringos se desean que se rompan una pierna, ¿no?

 

LIZA

Exacto. Berto me explicó una vez de dónde venía la expresión. Como antes todo el público llegaba a caballo, si mucha gente iba a ver la función se acumulaba la mierda cerca de la entrada.

 

ERNESTO

Tiene algún sentido supongo, aunque un poco escatológico. No explica lo de romperse una pierna.

 

LIZA

Hay más de diez teorías acerca de los orígenes de la frase. Berto me las contó una noche, pero ya se me olvidaron. El teatro es lo único que ama de verdad. Tiene las supersticiones de aquí, y las de veinte sitios más. Como lo de la obra escocesa.

 

ERNESTO

¿Macb…?

 

LIZA [TAPÁNDOLE LA BOCA A ERNESTO].

Shhh. Creo que ya le has hecho suficiente daño a Berto. Es mala suerte mencionar el nombre de la obra.

 

ERNESTO

No me digas que tú crees esto también. ¿Qué tiene de malo decir el nombre de la obra?

 

LIZA

Ah, supuestamente, las brujas que salen en la obra le echaron un “fufú” a todo aquel que mencione el nombre. Berto debe de estar afuera dándole tres vueltas al edificio, para que el hechizo no tenga efecto.

 

ERNESTO

Y ¿crees eso?

 

LIZA

No. Pero, salí con Berto lo suficiente como para saber cuáles son sus locuras.

ERNESTO

¿Por qué se dejaron?

 

LIZA

Yo lo dejé a él. Como te dije, lo único que ama es el teatro. Eso… y bueno… también lo encontré en la cama con la actriz de una de sus obras…

 

ERNESTO

¿Y aún son amigos?

 

LIZA

Sí. Me da pena con él. Ama el teatro, pero es un pésimo actor. Sin embargo, descubrió que producir obras era lo suyo. Más pena me da que aquí nadie pueda vivir de esto. Es lo que lo apasiona: el estrés lo matará un día de estos.

 

ERNESTO

Pena, ¿eh? ¿Nada de coraje?

 

LIZA

No. Ya no. Bueno… un poco a veces. A nadie le gusta que le peguen cuernos.

 

ERNESTO

Pues, me alegro que lo haya hecho. Me dio la oportunidad de conocerte.

[LIZA SONRÍE Y SE ACERCA PARA BESAR A ERNESTO, PERO LLEGA RIGOBERTO].

RIGOBERTO

¡Seis vueltas al edificio! Estoy fatigado. Mis hijos, quisiera compartir más con ustedes, pero tengo una obra que parir.

 

LIZA

Comprendemos, Berto. Tal vez después de la obra salimos por un trago, ¿eh? “Mucha mierda”.

 

ERNESTO

Ah, sí, “mucha mierda”. Liza me explicó algunas de las costumbres teatreras mientras estabas… afuera. No te apures, todo saldrá bien. No volveré a decir Macbeth

RIGOBERTO [GRITA MIENTRAS SALE OTRA VEZ].

¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

 

LIZA

Ernesto, no seas cabrón…

 

ERNESTO [SONRÍE].

Fue sin querer, mi amor. Fue sin querer…

 

FIN

2008 © José Borges

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 1.0/10 (1 vote cast)
Obra: La obra escocesa, 1.0 out of 10 based on 1 rating
Share