Reseña: Drawing Blood

Sangre y tinta

 

¿Qué se requiere para ser artista, hoy día? Muchos hablan del talento, del esfuerzo y de la disciplina, pero ¿tenemos idea de a qué se refieren esas palabras? En Drawing Blood, de la artista de ascendencia judía y puertorriqueña Molly Crabapple, los lectores conocerán el punto de vista de alguien que logró las metas que se propuso. Aunque solo tiene 32 años, la joven artista demuestra que ha tenido vivencias suficientes para llenar todo un volumen de memorias.

El libro comienza con sus inicios en el arte, a sus cuatro años. A partir de aquí, con pocas excepciones, la autora narrará su vida en orden cronológico.

Drawing BloodCon una prosa muy natural y amena, Crabapple habla de sus primeros amores y amistades, su tiempo en el Fashion Institute of Technology en Nueva York, sus viajes de adolescente a París, Marruecos y Turquía, y de sus esfuerzos en su ciudad natal para convertirse en artista. Además, explica las dificultades que enfrentó como mujer y como integrante de la clase media para que la aceptaran en el mundo artístico neoyorquino.

Como artista, tuvo muchas frustraciones, pero las recuerda y las narra con la misma pasión con la que relata la satisfacción que sentía al lograr sus obras. La autora también aprovecha para hacer críticas a la clase alta de Nueva York (en muchos casos, sus clientes) y expresar, por el contrario, su admiración hacia sus amigos y colaboradores artísticos. Precisamente, muchas de las páginas contienen ilustraciones de los momentos y las personas que ha conocido a lo largo de su vida, que, en cierta manera, convierten el libro en una obra de arte para coleccionar.

En fin, la obra mantiene en vilo al lector, sobre todo, cuando describe sus tiempos como modelo para artistas, cuando fue bailarina de burlesque, cuando se desempeñó como artista en un club nocturno exclusivo, y cuando fungió como organizadora de eventos artísticos, como sus clínicas de arte Dr. Sketchy’s. Es una lectura que les interesará a todos los que tengan interés en el arte, sin que importe la disciplina que escojan, sea arte plástico o literatura. Contiene una muestra sobria de, no solo el sacrifico, sino también la recompensa de mantenerse fiel a sus aspiraciones.

Drawing Blood

Molly Crabapple

Harper, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en febrero 7 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Reseña: Drawing Blood, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Share