Reseña: La carne

Amor y sexo en la tercera edad

Los temas de la sexualidad y el amor en parejas jóvenes son muy populares en la literatura. Sin embargo, los mismos temas pero en la vejez no suelen explorarse con tanta frecuencia. La carne, la nueva novela de la española Rosa Montero, es un intento por remediar esta situación. En ella, conocemos a Soledad Alegre, una mujer que acaba de cumplir sesenta años y recibir la noticia de que su examante se ha casado y espera un bebé de una mujer más joven.

El comienzo de la trama gira alrededor de la contratación de un gigoló por parte de Soledad. Esta quiere lucirlo en una ópera en el Teatro Real de Madrid una vez se entera de que su examante también asistirá a la misma función. La acción se desarrolla alrededor de estos dos personajes, Soledad, y Adam, el gigoló de origen ruso que contrata para la presentación de la ópera. Aunque de entrada la protagonista pretende solo utilizar a Adam para exhibirlo y causarle celos al examante, la intervención del prostituto durante un asalto cambia los planes de Soledad y comienzan una relación sexual, que luego se convertirá en sentimental.

A la par con esto, la protagonista sufre la preocupación de organizar una exposición en la Biblioteca Nacional y debe lidiar con todas las complicaciones que esta organización supone. Se entrelaza entonces el conflicto que le crea a la protagonista la exhibición, llamada Escritores Malditos, y la búsqueda de los escritores que serán los sujetos presentados en la actividad, como Guy de Maupassant, Thomas Mann y María Luisa Bombal, entre muchos otros, que se dan como pequeñas biografías.

La autora Rosa Montero narra una historia de amor que atrapa, sin incurrir en la cursilería. Explora muy bien el tipo de relación poco usual que se suscita entre Soledad y Adam (quien solo tiene treinta y dos años), tanto por la diferencia de edad como por su enamoramiento con un gigoló. Los mismos personajes complican la trama de maneras verosímiles y sorprendentes. Esto suscita interés en saber qué sucederá con cada pasada de página. La autora hasta se incluye como personaje, que es uno de los juegos que mantiene con los lectores en la narración.

La carne es una novela muy entretenida, cuyos temas invitan a la reflexión una vez concluida su lectura.

La carne

Rosa Montero

Alfaguara, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en octubre 2 de 2016. 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share