Reseña: Los nuevos caníbales

Brevedad caribeña

El microcuento ha gozado de mucha atención en años recientes en la literatura de Hispanoamérica. Tal vez se deba a que nuestros medios de comunicación cada vez exigen más concisión o porque, simplemente, nuestras vidas requieren de lecturas cortas e ingeniosas. Cualquiera que sea la razón, lo cierto es que más escritores le están prestando atención a este subgénero del cuento. Como muestra, existe L@s nuev@s caníbales, una antología de microcuentos de autores cubanos, dominicanos y puertorriqueños que logra cautivar a sus lectores con el ingenio de escritores caribeños.

los-nuevos-canibalesEl libro está dividido en tres secciones clasificadas por país. Rafael Grillo, escritor y periodista cubano, escogió la docena de autores que representan a Cuba; Pedro Antonio Valdez, destacado autor dominicano, escogió los de su país; y Emilio Del Carril, profesor y escritor local, escogió las muestras de Puerto Rico. Cada autor, treinta y seis en total, presenta tres microcuentos y cada editor ofrece un prólogo que explica el género del microcuento, según su óptica, a la vez que brinda una breve historia de esta manifestación literaria en sendos países.

Al igual que sucede con otros géneros literarios de corta extensión, los microcuentos dependen del ingenio para lograr el efecto deseado en los lectores. En este aspecto, resaltan los tres cuentos de la cubana Liany Vento García: “Muerte en el tabloncillo”, “Los puentes no tienen” y “Sometimiento”. También brillan “Revés al leer”, de Aram Vidal Alejandro y “Casa de apuestas”, de Ahmel Echevarría, compatriotas de la primera, y cuyos temas, en la mayoría de los casos, tienen que ver con relaciones amorosas (o desamorosas, tal vez). De la República Dominicana se destacan los tres cuentos de Pedro Peíx: “El duelo del Cacique”, Una isla a toda vela” y “La otra celosía del artista”. También se destacan “Sueño de un matrimonio feliz”, de Ysabel Florentino; y “La trama”, de Noé Zayas. De la recopilación puertorriqueña son memorables los cuentos “Conveyor belt”, de Hugo Ríos-Cordero; “Noche de estreno”, de Ana María Fuster Lavín; y “La plaza”, de Christian Ibarra.

La mezcla de teoría en los prólogos con la selección de cada país apelará a todos aquellos que deseen aprender más del género. Debe ser interesante, además, para los que quieran saber cómo va la producción literaria breve en el Caribe hispano.

L@s nuev@s caníbales

Editorial Isla Negra, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en diciembre 6 de 2015.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Reseña: Los nuevos caníbales, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Share