Reseña: Mariana Bracety: una patriota que no claudicó

Brazo de Oro

Con el tiempo, se nos olvida que nuestros próceres fueron humanos de carne y hueso, que sufrían los embates de la vida igual que nosotros. Recordamos, por lo general, lo que lograron sin considerar los acontecimientos que fueron formándolos. Las biografías de estos personajes suelen sorprendernos, entonces, cuando averiguamos el lado cotidiano, en contraste con la figura mítica que teníamos en nuestra imaginación.

Mariana BracetyEl libro Mariana Bracety: una patriota que no claudicó, de la Dra. Raquel Rosario Rivera, desmitifica a la mujer que se conoce por tejer la primera bandera de la República de Puerto Rico. Romper con un mito no, necesariamente, es una cualidad negativa; en este caso, menos. La biografía escrita por Rosario nos presenta a Mariana como una mujer férrea, patriótica, inteligente y luchadora, que inspira más que el simple mito.

A pesar de ser una biografía de corte histórico y académico, utiliza recursos literarios, como el comienzo en media res. El principio de la lectura se da durante el Grito de Lares, en 1868, cuando el fracaso de la insurrección les trae consecuencias a los revolucionarios. A Mariana Bracety (como ella misma firmaba su nombre) la arrestan y encarcelan junto con sus hijos en una prisión en Lares. Según avanza la narración de los hechos, la autora deslumbra los orígenes, no solo de Mariana, sino el de sus antepasados también, hasta llegar al clímax del Grito. Luego, expone los sucesos posteriores hasta llegar a la muerte de Bracety y la suerte de sus descendientes.

El libro es revelador y logra ambientar la época. Explica los porqués de ciertas actitudes y acciones para que un público moderno pueda comprender las idiosincrasias de la época sin confundirse en anacronismos. El libro explica  bien la relatividad de las distancias entre los pueblos en aquella época, al igual que el código social que existía en cuanto a la esclavitud. Además, la inclusión de los apéndices con fotos y reproducciones de documentos de la época les imparten credibilidad a las interpretaciones de los hechos.

Si bien el texto fascina por su contenido histórico, a veces la redacción entorpece la lectura. Se opta por una voz narrativa plural, como la que utilizan los reportajes televisivos. Asimismo, el estilo de redacción se habría beneficiado de un cedazo editorial, en que se trabajara con las repeticiones de frases y el cambio entre un tono familiar con el lector y otro más profesional. No obstante, la labor investigativa y el marco en que se presenta la vida de una de las mujeres ilustres de nuestra historia hacen este libro indispensable para la colección de toda persona interesada en la historia puertorriqueña.

 

Mariana Bracety: una patriota que no claudicó

Dra. Raquel Rosario Rivera

Edición de autora

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en mayo 10 de 2015.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share