Reseña: Solo Andrés

Invasión fraterna

La llegada de un hermano menor al núcleo familiar puede desatar preocupaciones e inseguridades en un niño que hasta ese momento era el centro del hogar. Ahora no solo tendrá que compartir el espacio físico de una casa, sino también el amor y el tiempo de sus padres. Solo Andrés, escrito por Neryvete Reyes e ilustrado por Nívea Ortiz Montañez, nos presenta cómo un niño trabaja con los celos que le ocasionan la llegada de su hermana.

Solo AndrésEl protagonista de esta historia es Andrés, un niño que, al sentirse solo y desplazado luego del nacimiento de su hermana, decide venderla por el extravagante precio de veinticinco centavos. Para motivar la compra, Andrés comienza a enumerar las cualidades típicas de un bebé, como su llanto, su particular olor y sus largas horas de sueño. Poco a poco, Andrés se dará cuenta, por sí mismo, de las razones por las que su pequeña hermana necesita de tanta atención.

Por medio de la lectura, no solo los niños lograrán trabajar con las emociones que provoca convertirse en el hermano mayor, sino que también les servirá a los padres para entender la ola de sentimientos que afloran en la casa ante la nueva experiencia.

Al igual que el texto, las ilustraciones que lo acompañan son sencillas y eficaces. En ocasiones, estas ilustraciones enriquecen la lectura y logran comunicar más allá de lo escrito. Es una buena combinación entre lo que narra el cuento y lo que muestra la imagen. Tal vez lo único que podría decepcionar es el final, que llega repentinamente y deja al lector con la expectativa de más.

Solo Andrés es recomendable para aquellos que buscan buenas lecturas para niños en español. Goza de un arte agradable, una lectura ágil y un tema sencillo pero profundo a la vez.

Solo Andrés

Neryvete Reyes

Ediciones SM, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en octubre 18 de 2015.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (3 votes cast)
Reseña: Solo Andrés, 7.0 out of 10 based on 3 ratings
Share