Reseña: La invención del amor

Esta reseña se publicó originalmente en la sección Tinta Fresca del periódico El Nuevo Día el 11 de agosto de 2013.

Tríangulo amoroso confundido

por José Borges

Las fabulaciones de un personaje

 

Inventarse un personaje es normal para un autor, pero es inusual que lo haga un personaje dentro de una novela. En La invención del amor, novela ganadora del premio Alfaguara 2013, el autor José Ovejero crea a Samuel,su personaje protagonista; sin embargo, a lo largo de la obra, este asumirá otro papel, inventado por él, con resultados inesperados.
portada-la-invencion-del-amor La historia comienza cuando Samuel recibe una llamada en la que le informan que Clara ha muerto inesperadamente. Luego de escuchar los detalles de dónde será el funeral y confirmar su asistencia, Samuel cae en la cuenta de que no conoce a ninguna Clara. Impulsado por la curiosidad, ya que quien le informó lo llama por su nombre, decide ir al funeral.

En el velorio, tiene un altercado con el esposo de la difunta. Así se entera de que el Samuel con el que lo confunden fue el amante de la fallecida. Además, conoce a la hermana de Clara, Carina, con quien intercambia su número telefónico y coordina para encontrarse y hablar de la muerta.

La narración en primera persona adentra al lector a los pensamientos y las opiniones de Samuel, enmarcados en la perspectiva de un Madrid contemporáneo. Por su dejadez, carencia de emociones e indiferencia hacia la vida, en ocasiones, este personaje recuerda a Meursault, el protagonista de la novela El extranjero, del francés Albert Camus, quien padecía de lo mismo. A pesar de su personalidad, la situación en la que se enfrasca Samuel resulta interesante y mueve la trama con rapidez. Tal vez los únicos momentos en que el relato se detiene sean cuando Ovejero salpica la narración de frases filosóficas acerca de la vida. A los que les guste este tipo de citas reflexivas, de seguro, hallarán en la novela varias para marcar. A los que no, tampoco será impedimento para disfrutar de una entrega sólida de este autor español.

 

La invención del amor

José Ovejero

Alfaguara, 2013

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Share

Reseña: Óscar y las mujeres

Esta reseña se publicó originalmente en la sección Tinta fresca de El Nuevo Día el 3 de marzo de 2013.

Novela por entrega en el siglo XXI

Por José Borges

Aunque suena novedoso, la novela por entregas tiene casi doscientos años: Dickens, Balzac, Flaubert y otros grandes de la literatura publicaron sus obras de esta manera. Hoy día, la tecnología y nuestra manera de consumir literatura han conspirado para devolvernos esta modalidad olvidada. Óscar y las mujeres, del peruano Santiago Roncagliolo, aspira a revivir la novela por entregas en el mundo hispanoamericano.

óscar 1Dividida en nueve partes publicadas entre el 18 de enero y el 15 de febrero de 2013, la historia cuenta la crisis de Óscar Colifatto, un guionista de telenovelas incapaz de escribir sin estar enamorado. Se trata de un personaje misantrópico y obsesivo compulsivo que le es imposible entablar una relación amorosa y, mucho menos, una amistad saludable. Quienes han visto la película de Jack Nicholson, As good as it gets, se les hará muy familiar el personaje de Óscar, ya que es una interpretación hispánica del protagonista del filme, y hasta utiliza el diálogo por el cual la película se reconoce: “Tú me haces mejor persona”.

La trama sigue las aventuras de Óscar para redescubrirse dentro del mundo banal de la producción televisiva en Miami. La narración entretiene y es evidente que intenta apelar a un público amplio, así como las mismas telenovelas que satiriza. El autor inserta la comedia burda en todo momento sin sutileza alguna; en ocasiones, con éxito; en otras, de manera desafortunada. Los sucesos son tan predecibles como lo son en las telenovelas que intenta satirizar y cae en la misma rutina de la cual se burla.

Más interesante que el contenido, es la manera en que se distribuye la novela. Al momento de escribir esta reseña, solo se consigue a bajo costo ($0.99 por capítulo) por medio de Internet para el dispositivo Kindle de Amazon. Roncagliolo, por medio de la editorial que lo publica, utiliza de manera audaz el modo de entrega para crear interés al final de cada capítulo y que el lector se entusiasme por conseguir el próximo. Será interesante ver cómo evoluciona esta estrategia en el mundo del libro digital con obras de más sustancia.

jose.borges.escritor@gmail.com

Óscar y las mujeres

Alfaguara, 2013

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.8/10 (4 votes cast)
Share

Reseña: Los sordos

Esta reseña se publicó originalmente en la sección Tinta fresca de El Nuevo Día, el domingo, 13 de enero de 2013.

Una novela de aciertos y desaciertos

Por José Borges

La novela, como género literario, se presta para variaciones narrativas, con la intención de capturar la atención de los lectores. Para ello, los escritores juegan con los puntos de vista narrativos, las conjugaciones verbales y hasta con el orden en que se presentan los sucesos de la trama. Los sordos, del guatemalteco Rodrigo Rey Rosa, utiliza algunas de estas técnicas con resultados mixtos.

Los sordosEn general, la historia trata de la desaparición de una mujer llamada Clara, hija de un banquero adinerado, y los esfuerzos de su guardaespaldas, Cayetano, por encontrarla. Es una novela policiaca, en la que las investigaciones de Cayetano impulsan la trama. Sin embargo, la narración pierde momentum en varias partes de la novela. En este género, las explicaciones y los motivos de los acontecimientos forman parte de las expectativas de los lectores, pero en Los sordos hay demasiadas omisiones. Elementos claves, como el método para drogar a Clara en su secuestro y las intenciones detrás de ciertos experimentos misteriosos, se ignoran y dejan demasiados cabos sueltos. En muchos casos, la caracterización de los personajes también resulta incompleta. Tampoco hay motivos aparentes o verosímiles para algunos sucesos de la trama, como es el caso de la desaparición de Clara; nunca se explica la razón para su secuestro.

Resulta interesante, a pesar de todo, la exploración de las costumbres de los indígenas guatemaltecos, la muestra del diario vivir en la ciudad y las tradiciones lingüísticas de este país. Por ejemplo, el uso del voseo (vos sabés, vos decís) y el tuteo para denotar reverencia a personas de diferentes estratos sociales. Además, hay una muestra de la convivencia entre los descendientes de los mayas y la sociedad hispana, como se muestra en una secuencia en que se narra un juicio maya, en tiempos actuales. En fin, Los sordos resulta ser una lectura larga, de extensión corta.

 

Los sordos

Rodrigo Rey Rosa

Alfaguara, 2012

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.5/10 (4 votes cast)
Share

Reseña: El tango de la Guardia Vieja

Esta reseña se publicó originalmente en la sección Tinta fresca del periódico El Nuevo Día, el domingo, 23 de diciembre de 2012.

Novela negra al compás del tango

Por José Borges

La última novela del español Arturo Pérez-Reverte se titula El tango de la Guardia Vieja. Aunque podría sugerir que se trata de la historia de una canción, la novela va mucho más allá de ser de música. El creador del Capitán Alatriste narra la vida de Max Costa, un ladrón de guante blanco, y su relación con Mecha Inzunza, una mujer de sociedad adinerada. Es una historia de crimen, intrigas y traiciones, en la que los héroes tienen más fallas de carácter que rasgos positivos, cualidades típicas de la novela negra o noir.

portada-tango-guardia-vieja

El autor estructura la narración con cambios de tiempo. Al comenzar, conocemos a un Max de sesenta y cuatro años, chofer de un médico suizo en Sorrento, Italia. Ya pasada su época de gloria de pillo fino, recuerda con nostalgia los tiempos de dinero, mujeres y lujos. La trama comienza de lleno al encontrarse inesperadamente con Mecha. Este momento inicia la narración de sus primeros encuentros con ella, 38 años antes. Hay transiciones constantes entre lo que ocurre en 1966,  y los pasados de 1928 y 1936.

Por medio de descripciones certeras de costumbres, personajes y lugares, como Buenos Aires, Niza y Sorrento, el autor nos pinta las escenas con gran esmero. Es fácil transportarse a aquellas épocas dentro de la imaginación. Los diálogos están muy bien logrados, al igual que las caracterizaciones de los personajes y las descripciones de los pasos de baile.

Tal vez, el único reparo con la novela sea la caracterización excesiva de Max, que puede parecer repetitiva luego de cierta cantidad de páginas. Sin embargo, es un personaje que resulta interesante, especialmente durante sus escenas de 1966, cuando ya es viejo y se encuentra en conflicto con lo que fue y ya no es. Pérez-Reverte llena las expectativas a los amantes del noir y de las novelas históricas dentro del marco de los tangos de la Guardia Vieja.

jose.borges.escritor@gmail.com

 

Alfaguara, España 2012

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
Share

Reseña: Cárceles imaginarias

Esta reseña se publicó originalmente en la sección Tinta fresca de El Nuevo Día el domingo 9 de diciembre de 2012.

Narración en dos tiempos

José Borges

El tema de la Guerra Civil española y el periodo que la antecede es de gran interés en la literatura española de tiempos recientes. Cárceles imaginarias, de Luis Leante, aunque fija parte de su trama entre 1896 y 1936, se aleja de esa tendencia. Leante, quien ganó en 2007 el Premio Alfaguara de Novela, narra la historia de dos protagonistas, uno en 1988, y otro, cuyo pasado comienza en 1896.

Portada Cárceles imaginariasLa novela está estructurada con cambios del presente de 1988 al pasado. En el presente, se cuentan las investigaciones de Matías Ferré acerca de la historia de Ezequiel Deulofeu, cuya vida comienza en el Barcelona del siglo XIX. Ambas historias cautivan y logran mantener interés durante la narración. Aunque el personaje del pasado, Deulofeu, tiene más protagonismo, la novela trata más bien del conflicto sicológico que sufre Matías años después de la muerte de su compañera, Victoria. El autor pinta muy bien la atmósfera y los distintos lugares que relucen en la obra en diferentes periodos de su historia, como Manila, en Filipinas; Valparaíso, en Chile, y Barcelona, en España. Las caracterizaciones de los demás personajes están muy bien logradas, cada uno con cierta complejidad, aun en los que no tienen tanto protagonismo en la novela.

Uno de los aspectos más curiosos de la obra es su característica casi cinematográfica. En muchas instancias, los capítulos en la trama son muy semejantes a la edición de un filme. Los diálogos son pocos y hábiles, mientras que los tonos de la narración marcan la diferencia entre un protagonista y su periodo histórico y el otro. Leante nos presenta una novela bien elaborada y entretenida, en la que exhibe su talento y la destreza que ha adquirido durante sus años como escritor. Cárceles imaginarias es una entrega sólida que se libra de las tendencias del mercado literario español.

Cárceles imaginarias

Alfaguara, 2012

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.7/10 (3 votes cast)
Share