Foto por Aura Díaz

Oscar J. Serrano: La asamblea de estudiantes, con la decisión que sea que termine, tiene más transparencia (con transmisión en vivo y todo) que una reuniuón de la Junta de Síndicos. Vivimos en un sistema democrático, si una “mayoría silente” no participa, entonces no se puede permitir que a esa figura se le reconozca legitimidad. Los que cuentan son los que participan.

Ayer, los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico le ensañaron a este país cómo debe funcionar una democracia. Se escucharon las mociones de todo el que quiso participar y fueron aprobadas o denegadas, según el voto. Mantener en orden a casi tres mil personas es una hazaña, especialmente cuando uno considera el motivo por el cual estaban reunidos allí. Lo lograron facilmente.
Los estudiantes ratificaron la huelga, que ya lleva 21 días, por una simple razón: la Administración de la universidad, el Presidente y la Junta de Síndicos no han querido negociar los reclamos de los estudiantes; probablemente por directriz expresa del Gobierno.
La Administración, en un acto que revela lo poco que entienden a los estudiantes, pensó que la votación de ratificar la huelga se haría por voto secreto e imprimió 8,000 papeletas. No tomaron en cuenta que la mayoría de los estudiantes sienten una gran insatisfacción con la forma en que han sido tratados desde el año pasado, cuando la fuerza de choque irrumpió con macanas y gas lacrimógeno a la avenida Universidad. La táctica de ignorar a los estudiantes de parte de la Administración y el Gobierno no ha dado resultado. Claro, hay estudiantes que quisieran que la huelga se acabara de inmediato y puedan regresar a sus estudios, para así completar el grado. Pero sepan que la mayoría ganadora de ayer también quiere lo mismo, sólo que no se conformarán hasta que logren un acuerdo justo. A los que perdieron ayer les digo esto: lo que lograrán con su lucha en este momento valdrá más que el diploma que reciban al graduarse.
Ayer hablaba con un amigo acerca de cuál sería la respuesta de este Gobierno y cuales deberían ser los pasos a tomar por parte de los estudiantes. La respuesta del Gobierno es obvia: entrarán pronto con sus rotenes y sus gases lacrimógenos. Ya esta mañana hay muestras de las intenciones, como podrán ver en el video. Este Gobierno no sabe cómo vivir en el siglo XXI. Hoy día, todo se documenta, todo se sabe y, poco a poco, se revelerá el poco poder que tiene el Gobierno actualmente.
Para la comunidad estudiantil es más fácil: sólo deben seguir el curso que han trazado hasta la fecha. Pacíficamente documentarán los sucesos y los publicarán. Se han ganado mucho respaldo público y ganarán aun más pronto.
Esta es la nueva generación que viene por ahí. Por lo que han mostrado, parece que lograrán arreglar mucho del lío que les hemos dejado. Me inspiran con optimismo y por eso les doy las gracias. Adelante en su lucha y cuenten con mi apoyo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.5/10 (2 votes cast)
Lección de Democracia, 5.5 out of 10 based on 2 ratings
Share
Tagged with:
 
A %d blogueros les gusta esto: