El reino hundido

 

En Azábara, la nueva novela del escritor puertorriqueño José Rabelo, un reino del mismo nombre que la obra enfrenta un cataclismo que promete acabar con el país. Este lugar imaginario, aunque muy semejante al Puerto Rico actual, posee un sistema político semejante al del Reino Unido, con realeza y primer ministro, que está encargado de dirigir el país durante esta crisis.

Desde el comienzo de la novela, el mar comienza a tragarse al país mencionado por razones desconocidas. Le toca al primer ministro de la nación salvaguardar a la familia real y coordinar algún tipo de evacuación masiva de la población del país completo. El texto se enfoca en cuatro personajes: el primer ministro; una reportera, cuyo deber es entrevistar al mandatario; un anfitrión de televisión con un rostro demasiado común, y una geóloga, que es quien tal vez tenga la clave para detener la catástrofe que se avecina. El punto de vista de la narración varía entre el primer ministro y la reportera, y el presentador de noticias y la geóloga. Se forman dos series de sucesos a la vez con cada pareja de personajes hasta el final, en que se encuentran todos. Además, el autor utiliza un estilo semejante al de José Saramago o Laura Restrepo, en el que presenta el diálogo junto a la narración, sin rayas ni sangrados.

Durante la trama, el autor muestra algunas de las dificultades que atraviesa la Isla —tanto la ficticia, como la nuestra, aunque de manera metafórica— en su diario vivir y ante la crisis. El misterio acerca del origen del hundimiento de Azábara es lo que motiva la trama y captará la atención de los lectores hasta su clímax. El comentario social dirigido a diferentes facetas de nuestra sociedad está muy presente, a pesar de la ambientación ficticia del texto. En Azábara el país se hunde de manera literal y figurativa a la vez, sin esperanzas para el pueblo.

 

 

Azábara

José Rabelo

Isla Negra Editores, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en julio 3 de 2016.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

Siete cuentos premiados

Siete casas vacías es el título del libro más reciente de la escritora argentina Samanta Schweblin. La autora ganó el Premio Internacional de Narrativa Breve de Ribera del Duero el año pasado con esta colección. El libro incluye, además, el cuento con el que ganó el último certamen de cuento Juan Rulfo en 2012, “Un hombre sin suerte”.

Los cuentos de Siete casas vacías logran mostrar personajes únicos. Construidos dentro de situaciones cotidianas y verosímiles, todos tienden a ser misántropos por razones diversas y actúan de maneras absurdas. Uno de los cuentos, titulado “Nada de todo esto”, cuenta la historia de una madre y una hija que decoran casas de lujo ajenas sin el permiso de los dueños. En “Mis padres y mis hijos”, un hombre, cuyos padres juegan desnudos por toda una casa de verano, debe rendirle explicaciones a la madre de sus hijos y al compañero de esta acerca de dónde se han metido sus hijos. El cuento “Pasa siempre en esta casa” es de un señor mayor al que se le hace imposible salir de la ropa de su hijo muerto. Mientras, “Cuarenta centímetros cuadrados” contrasta las vidas matrimoniales de una mujer y su suegra. “Salir” es de una joven que deja a su novio a mitad de cena sin explicación alguna. “Un hombre sin suerte”, por su parte, relata la extraña relación entre un hombre y una niña, con toda la insinuación que esta implica. Por último, el cuento largo “La respiración cavernaria” ocupa la mayoría del volumen y muestra la vida de una pareja de edad avanzada y de cómo enfrenta la vida y lo que percibe ser su muerte inminente.

Todos los relatos invitan a la reflexión y logran colocar a los lectores en los zapatos de sus protagonistas. Tienden a reflejar la condición humana ante la adversidad de la vida, muchas veces en relación con la salud mental, pero sin juzgar a la sociedad. Al contrario: las obras muestran personajes cuyas debilidades provienen de momentos traumáticos y cómo intentan lidiar con las consecuencias.

Siete casas vacías

Samanta Schweblin

Páginas de espuma, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en junio 26 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

Literatura desde adentro

Mucho se habla de la rehabilitación y de la carencia de oportunidades que tenemos en las cárceles para cambiar la realidad de un confinado. Pero ¿podemos hacer algo los ciudadanos para apoyar a esta población? Como muestra de que se puede hacer la diferencia, la escritora Mara Daisy Cruz presenta el libro De adentro hacia afuera: Antología de cuentos y cartas desde las prisiones. El resultado es el esfuerzo de cuarenta y un confinados que participaron en los talleres del Instituto de Formación Literaria, una organización sin fines de lucro dedicada a la enseñanza de la literatura y la escritura creativa.

La antología reúne veintidós cuentos y diecinueve cartas de los confinados de instalaciones en Guayama y Bayamón. La presunción, tal vez, sería que los textos buscaran exculpar a los autores de sus crímenes o que narraran la vida penitenciaria. Sin embargo, los autores demuestran un genuino interés en crear arte por medio de las letras. Los temas son muy diversos y, aunque a veces se hacen alusiones a las celdas donde pernoctan, tienden a ser vuelos de la imaginación. Hay cuentos de crímenes y equivocaciones de carácter, otros que desean mostrar arrepentimiento.

Las cartas, por su parte, están dirigidas a personas reales y tienden a expresar sentimientos más viscerales a sus destinatarios. Son misivas para hijos, familiares y amigos que pretenden brindar aliento, consejos o simplemente pedir perdón.

Esta colección demuestra el poder que tiene el arte, en este caso, la literatura, para ayudar al ser humano a trascender sus debilidades., sean físicas o sociales. Más que otra cosa, en los textos se demuestra el interés en crear otras realidades por parte de los autores, aunque anclados a su encierro actual. Iniciativas de educación como esta, desarrollada por el Instituto de Formación Literaria, ayudan sin duda alguna a cumplir con una de las metas de nuestro sistema penitenciario: rehabilitar al convicto para su regreso a la sociedad. De adentro hacia afuera demuestra, una vez más, que el arte y su creación son dos de las características que pueden definirnos también como seres humanos.

 

De adentro hacia afuera

Antología por Mara Daisy Cruz

Instituto de Formación Literaria, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en junio 19 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

Viaje poético

 

No es raro escuchar que la vida del ser humano es un viaje. Es una travesía con sus altas y bajas, con un destino común para todos. En el poemario Viaje terrestre, el autor Luis Enrique Vázquez Vélez ilustra su trayecto vitalicio, que aún está en proceso.

El tomo contiene 54 poemas divididos en cuatro partes: Jornada del peregrino, Desde las entrañas del fuego, Periplo al Eros y De vuelta a casa. La cantidad de poemas varía en cada parte y aspiran a mantener un hilo conductor en cada caso. De igual manera, el tema del viaje entra y sale de los poemas, al punto que a veces sorprende cuando se presenta casi repentinamente.

Por medio de una voz lírica sin excesos, vemos las pasiones, los amores (y desamores), los sueños y las vivencias del poeta, o al menos, los que desea mostrar. Destacan “Memoria”, que juega con el sufrimiento del amor contrapuesto a la música; “Amor maleable”, un poema cargado de erotismo y la decepción que puede causar la intimidad; “Momentos”, una breve pieza que sugiere la desesperanza que puede imperar en la vida, sin mucho alivio; “La receta”, una conmemoración nostálgica de la infancia; y “Revelación”, que, en pocas palabras, resume el momento en que se supera la ausencia de un amor perdido. Por supuesto, hay muchos más que apelarán a diferentes lectores.

Viaje terrestre revela, de una manera u otra, las emociones y las inseguridades que alguna vez sintió su autor. La carga de compartir el viaje con otro, entonces, se convierte en una interesante introspección que se compartirá con perfectos extraños, sin temor al juicio que puedan emitir. Aunque el destino es el mismo, todo viaje resulta tan diferente como la apreciación de cada cual. El autor invita a los lectores a viajar con él y a reflexionar sobre su propia existencia.

 

Viajes terrestre

Luis Enrique Vázquez Vélez

Isladentro Editores, 2016

Esta reseña se publicó en El Nuevo Día en junio 12 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

Historia de un quilombo

 

Tal vez la mejor manera de describir la trama de La noche de la Usina, del argentino Eduardo Sacheri, sería así: una mezcla entre películas como Ocean’s Eleven, Un cuento chino o El secreto de sus ojos. De hecho, la última, ganadora de un Óscar, fue basada en la novela de este mismo autor, quien ganó el premio Alfaguara este año con la obra que hoy reseñamos.

La noche de la Usina cuenta la historia de Fermín Perlassi, un exfutbolista profesional, que decide formar una cooperativa con sus amistades en un pequeño pueblo al sur de Buenos Aires. En este lugar los amigos operarían una acopiadora. Sin embargo, todo se complica cuando el gobierno argentino comienza el Corralito en 2001, momento histórico en que el estado no les permitía a los ciudadanos acceder a sus cuentas bancarias. Esto hace que los amigos se queden sin el dinero que habían recaudado para la compra del local, donde instalarían la operación. Más tarde, se dan cuenta de que el gerente del banco, que les haría un préstamo final, los había engañado a sabiendas de lo que sucedería en la banca. También sabrían que su engaño era para beneficiar a un empresario, llamado Mazi, que se convertirá en el antagonista principal de la novela. Los amigos deciden entonces robarse el dinero de vuelta. A partir de este robo, girará el resto de la trama.

Sin duda, Sacheri demuestra proeza al manejar la historia que desea contar, con altas y bajas para sus protagonistas. Luego de un comienzo lento, la trama agarra velocidad y capta interés en los lectores, a los que se les hará difícil soltar la novela. Además, tiene una gama de personajes simpáticos y memorables, que sostienen diálogos interesantes y muy argentinos.

En la historia hay pocas sorpresas; al parecer, se trata más de mostrar cómo sucederán los sucesos que sorprender con ellos. Su prosa, casi cinematográfica, se presta para ver una adaptación de este texto en la pantalla grande dentro de poco. Casi podríamos imaginarnos al actor Ricardo Darín interpretando el papel protagónico en una versión fílmica. En fin, La noche de la Usina es un libro entretenido y recomendado.

La noche de la Usina

Eduardo Sacheri

Alfaguara, 2016

Esta reseña se publicó en El Nuevo Día en junio 5 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

El duelo de Quevedo

 

Algunas novelas son difíciles de catalogar. Por ejemplo, Muerte súbita, del mexicano Álvaro Enrigue, se basa en un partido de tenis en Roma, en 1599. Los jugadores son el pintor Caravaggio y el poeta Quevedo. Sin embargo, no sería preciso llamarla una novela deportiva. Tampoco es una novela histórica ni filosófica, a pesar de trabajar también con estos dos temas. El propio autor admite, durante el transcurso de la novela, que no sabe de qué es su obra. Tal vez, la clave resida en el ejercicio mental de descifrar el significado de la lectura, casi como pregunta existencial.

Sería un error decir también que la trama de la novela gira en torno al juego de tenis antes mencionado. De hecho, la razón para este partido (realizado a modo de duelo por alguna ofensa ocurrida la noche antes) será un misterio que los lectores deberán averiguar.

A la vez, en la lectura se insertan detalles de diverso tipo: el origen del tenis; el paradero del cabello de la reina inglesa Ana Bolena luego de su decapitación; la conquista de México por Hernán Cortés y su maldición por ese acto; la vida y obra de Caravaggio; el arte en plumas, llamado amatequía; y la contrarreforma católica en el siglo XVI. El hilo narrativo va y viene alrededor de estos temas, que Enrigue logra mantener muy bien atados hasta el final.

A veces es también una novela filosófica y culta; en ocasiones, vulgar y escatológica; en otras, erótica. Con el avance de la lectura, se van resolviendo el partido, el misterio y todos los demás temas que se han entrelazado. A pesar de que todos los hilos narrativos llegan a su conclusión de manera clara, su significado queda en manos del lector. A pesar de ello, no se trata de una experiencia confusa; todo lo contrario: la novela es retadora y satisfactoria. Los lectores engranarán todo en sus mentes hasta llegar a su propia solución.

Muerte súbita

Álvaro Enrigue

Anagrama, 2013

Riverhead Books, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en mayo 29 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

Rey de la favela

 

Según el marco de referencia, los narcotraficantes contemporáneos pueden ser considerados desde los villanos más viles de la historia hasta los benefactores de su comunidad que se dedican a un negocio ilegal. En Nemesis, del reportero investigativo Misha Glenny, se nos muestra a varios jefes de pandillas en la favela de Rocinha, en Río de Janeiro. Sin embargo, el libro resalta a uno en específico: Nem, que en tiempos recientes fue el criminal más buscado en todo Brasil.

Aunque el libro no es de ficción, la manera en que Glenny narra la historia en algunos casos se aproxima al estilo narrativo de una novela. El autor logra presentar tanto la historia de cómo Antonio Bonfim Lopes, un trabajador cualquiera al principio del siglo XXI, se convierte en Nem, el líder del narcotráfico en su favela. El cuento tal vez nos sea familiar: su hija contrajo una enfermedad, cuyo tratamiento era costosísimo y el joven toma un préstamo del narcotraficante que controlaba la favela en aquella época. A modo de repago, comienza a trabajar para él y aprende cómo se bate el cobre en el negocio de los narcóticos, a la vez que aplica su inteligencia y su sentido de negocios a la empresa.

Glenny, hábilmente, cuenta la historia de Rocinha y cómo los narcotraficantes se apoderaron del poder de la comunidad ante la ineficacia del estado. Además, sabe intercalar sucesos específicos dentro de los marcos noticiosos en que ocurrieron. Este estilo de presentar los datos nos brinda la empatía necesaria para comprender la situación de la persona cuya historia se relata junto con los movimientos sociopolíticos que influyeron en ellas. Vemos cómo Antonio pasa de ser un jefe de familia normal a convertirse en un tipo de rey dentro de su comunidad, no solo por sus acciones, sino también por la ineficacia y apatía de los gobernantes de la época.

La disparidad económica y social que se refleja en esta investigación contiene elementos que se pueden apreciar hoy día, aquí mismo en Puerto Rico. Pone en un contexto inmediato las consecuencias de la marginación, la falta de educación y la ilegitimidad de los gobiernos en nuestra sociedad. Es, sin dudas, un tomo que atrapa desde el principio hasta el final.

Nemesis

Misha Glenny

Knopf, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en mayo 22 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

…averiguar cómo se llega a Nueva Jersey desde Manhattan. En 1960, en un mundo post apocalíptico, que se detuvo en 1930, uno se pregunta, ¿el ferry de Staten Island existiría aún? ¿Quién lo navega? ¿Llegaría tan lejos? ¿Por qué? ¿En qué estado estaría el ferry? ¿La terminal? El que maneja el ferry, ¿es mudo? (Esto es una pregunta específica para la novela). Si no llega hasta Nueva Jersey, ¿cómo llegan hasta allí, entonces?

Casi todas esas preguntas solo necesitan una respuesta para mí, nadie más. Todo debe estar implícito en el texto. Casi ninguna de las preguntas se contestaría directamente. Esto es solo para una transición entre capítulos. Para el resto de la novela hay un sinnúmero de preguntas más.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
Share
 

La chica desentendida

 

Hay algo romántico en lo que se percibe de la vida bohemia, como era la de los hippies en el siglo pasado. A nuestras sensibilidades artísticas apelan el estar libre de las convenciones sociales y simplemente vivir de momento a momento, sin complicaciones como las cuentas o el trabajo de 9 a 5. Hay un precio a pagar por ese estilo de vida, como puede evidenciarse en la novela Ánima fatua, de la cubana Anna Lidia Vega-Serova.

Ánima fatuaLa trama sigue a Alia, una niña de padre cubano y madre rusa, desde los tres años, poco antes de que se separen sus padres y se mude a la Rusia de la Unión Soviética. Cuenta de su primera amiga en Cuba, Malena, y su dolorosa separación de ella para acogerse en la casa de sus abuelos maternales. Al ser mulata, a Alia se le hace difícil conseguir que la acepten tanto en el hogar, como en la escuela. La madre desahoga en su hija las frustraciones que tiene con el padre y solo atiende a su hermano menor. Los abuelos no la aceptan por ser hija de su padre. Los niños en el salón la ignoran porque no puede comunicarse en ruso y hasta la maestra la cree estúpida. Con el pasar del tiempo, Alia encuentra refugio en sí misma, a través de las artes, la lectura y la escritura. Según se acerca a la adolescencia, la actitud de la madre no mejora y Alia comienza a rebelarse. Desarrolla una personalidad introvertida y, en muchas ocasiones, no sabe por qué actúa de una manera u otra. Eventualmente, abandona a su madre para irse a Moscú.

Una vez en la capital soviética, Alia encuentra un mundo sórdido, pero fascinante. Descubre su sexualidad, las drogas, la maldad y la bondad de los hombres, y el estilo de vida de los hippies del final de la década de los ochenta. Su vida se lee como una odisea desastrosa, en la que Alia intenta encontrar su norte, semejante a una novela picaresca, pero de un corte más existencial.

Vega-Serova narra una historia de un personaje memorable, de manera cautivante. Logra crear empatía por esta alma sin razón ni rumbo llamada Alia, a la vez que muestra un ambiente tanto hostil como romántico, en algunos casos, de la Unión Soviética antes de derrumbarse. Sobre todo, logra mantener el interés del lector dentro de un entorno poco común e interesante.

 

Ánima fatua

Anna Lidia Vega-Serova

Trabalis Editores y Ediciones Aguadulce, 2016

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en mayo 15 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Share
 

Lecciones inspiradas

Antes de darse a conocer como poeta, Julia de Burgos fue maestra del Departamento de Instrucción Pública (hoy llamado Departamento de Educación). Tal vez le habría sido placentero saber que a cien años de su natalicio sus escritos se utilicen para enseñar destrezas de redacción y de comprensión oral, como sucede con Por la ruta de Julia de Burgos, de las doctoras Rocío Luque Colautti, Julia Cristina Ortiz Lugo y Carmen M. Rivera Villegas.

Por la ruta de Julia de BurgosEl libro utiliza cartas, artículos y poesía escritos por Julia de Burgos para ilustrar las técnicas de composición y producción orales y escritas. Cada género, por así decirlo, es una de las “rutas” mencionadas en el título; las cartas son una ruta, los artículos otra, y sus poemas, la última. Cada género se divide en secciones de comprensión oral, producción oral, comprensión escrita y producción escrita, que toman una muestra de los escritos de Julia. Entre análisis y lección, aplica las destrezas del lenguaje mediante ejercicios. Podría decirse que es una mezcla de libro de texto y cuaderno, que depende de un profesor o mentora para guiar a los estudiantes en las actividades. A la vez, trabaja con diferentes competencias relacionadas, como Historia, Teoría Literaria y Periodismo.

Tanto las lecciones como las actividades están muy bien pensadas y se nota que buscan captar el interés de los estudiantes. Parece dirigido a un público de escuela superior, pero muy bien podría utilizarse en un ámbito de grado menor o universitario. Además, muchas de las actividades integran elementos tecnológicos, como el uso de la Internet (Google Earth, Youtube y Twitter) o los nuevos canales de comunicación (mensajes de texto y emojis).

El enfoque en nuestra poeta mayor le brinda una dimensión interesante al proyecto y permite que se aprenda de la vida y obra de Julia, a la vez que logra crear interés de su producción literaria, gracias a que les permite libertad a los estudiantes de interpretar su obra según sus criterios. De igual manera, muchas de estos ejercicios pueden modificarse para uso con otros escritores, de ser necesario. Por la ruta de Julia de Burgos es un libro que debe apelar a todos los que enseñen o quieran aprender acerca de las destrezas de nuestra lengua. Que destaque a nuestra poeta mayor es un bono.

 

Por la ruta de Julia de Burgos: Prácticas de las destrezas de la lengua

Rocío Luque Colautti, Julia Cristina Ortiz Lugo y Carmen M. Rivera Villegas

Publicaciones Gaviota, 2015

Esta reseña se publicó originalmente en El Nuevo Día en mayo 8 de 2016.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)
Share